Cómo usar el ascensor y las escaleras para evitar el Coronavirus

Como ya sabrás, el coronavirus tiene una altísima facilidad de contagio. Por ello, y como profesionales del sector del ascensor, nos gustaría proponerte ciertos consejos para poder utilizar los ascensores y las escaleras de tu comunidad sin miedo a que puedas sufrir contagio.

Según los expertos en contagio de esta enfermedad, los habitáculos de uso común y de dimensiones reducidas, tienes que utilizarlos con las mayores medidas de precaución para evitar que te contagies del coronavirus, dado que son un gran foco de contagios. Para ello, te proponemos que sigas las siguientes medidas de precaución y deja que te ayudemos desde nuestras posibilidades a mantener tu salud en perfecto estado.

Precauciones a considerar en un ascensor

Por supuesto, una vez que sales de casa debes hacerlo con las medidas correspondientes de prevención, como son los guantes y las mascarillas.

Si te ves obligado a usar el ascensor, ten en cuenta que al ser de tamaño reducido, es bastante complicado el mantener las distancias de seguridad con otras personas. Por lo tanto, si el ascensor es pequeño, deben ser usados de manera individual, ya que sería imposible el guardar los 2 metros de seguridad con otras personas. En caso de ser un ascensor comunitario, al ser de gran tamaño, pueden ser usados por varias personas siempre y cuando la carga máxima recomendable sea de un tercio de su capacidad.

Si no tienes guantes, presta especial importancia a aquellos elementos que tienen que ser tocados para su funcionamiento. Para usarlos, ayúdate de pañuelos, bolsas de plástico o cualquier otro elemento que pueda ser desechado y que impida que lo toques directamente.

Al mismo tiempo, intenta evitar apoyarte en las paredes interiores, espejos o pasamanos, ya que el coronavirus puede estar latente en estas superficies.

Precauciones en el uso de escaleras

Si prefieres evitar el ascensor y usar la escalera, las precauciones tienen que ser las mismas que en todas las ocasiones.

Evita tocar los elementos comunes como pasamanos o paredes. Si es necesario el utilizar los pulsadores de luz, hazlo con las mismas precauciones que en un ascensor, es decir, evita el tocarlos directamente.

Si necesitas usar unas escaleras mecánicas, ten la misma prevención que siempre, y además mantén la distancia de seguridad con otras personas que la estén utilizando.

Y siempre, en todas las ocasiones, cuando llegues a casa o salgas de ella, acuérdate de lavarte las manos a conciencia o utiliza algún gel especial desinfectante.

Recuerda que la única forma que tenemos para parar el coronavirus es la de protegernos y, al mismo tiempo, proteger a los demás para evitar su contagio. Por ello, te invitamos a que seas solidario y que sigas nuestras recomendaciones, que como profesionales del ascensor, las realizamos con todo el cariño para preservar la salud de todos nuestros usuarios.

¿Tengo que pagar el ascensor si vivo en un bajo?

Si vives en un bajo, probablemente te preguntes: «¿tengo que pagar el ascensor si vivo en un bajo? ¿Que pasa si no puedo pagar la instalación de un ascensor?». En este artículo, descubrirás cuando puedes negarte a pagar una derrama y las ventajas de vivir en un bajo con ascensor. Continúa leyendo para estar al día.

¿Qué dice la ley sobre si tengo que pagar el ascensor si vivo en un bajo?

En realidad, la ley es un poco ambigua en el tema de los ascensores para propietarios de bajos en edificios comunitarios. No obstante, una cosa está clara: sí es obligatorio pagar y no hacerlo implica una deuda comunitaria.

Para empezar, debes tener en cuenta dos cosas. En primer lugar, la cuantía y pagos que se realizan en las comunidades de propietarios con bajos son decisiones conjuntas, por lo que el resto de vecinos deben estar de acuerdo en la exención del pago. La cantidad de dinero destinado para el mantenimiento y posibles reparaciones de los ascensores tiene que contar con el apoyo de un tercio de propietarios.

Por otra parte, es importante que tengas en cuenta que los edificios con ascensores tienen un mayor nivel económico que se enfoca a posibles futuras ventas. En este sentido, también debes pagar la comunidad total que integra el uso del ascensor. La revalorización del inmueble es automática al contar con este mecanismo. Además, también favorece el desplazamiento para personas con movilidad reducida o ancianos.

Esta necesidad de adoptar nuevos sistemas para ofrecer mejores movilidades a gente mayor o con problemas está aumentando la preocupación de los vecindarios que quieren instalar un ascensor en su edificio. Cada vez son más los vecinos que, como tú, se preocupan por el futuro, por las personas que se mueven mal, que no pueden subir escaleras o que piensan en añadir valor económico a las propiedades.

A muchos edificios viejos que no contaban con ascensores se les han añadido espacios que estaban inutilizados para revalorizar su precio y su capacidad de servicio a los vecinos gracias a la instalación de un ascensor. Se han elaborado proyectos mediante los cuales se levantan ascensores incluso en el antiguo exterior de los edificios.

Otra remodelación que se ha realizado en los últimos tiempos sobre la que puedes estar interesado es la adaptación de montacargas o ascensores viejos pequeños a ascensores más grandes, aprovechando los huecos de las escaleras existentes. Se mejora el servicio en los portales que tenían espacio reducido donde cabía solo una persona.

¿Ya no te preguntas «¿tengo que pagar el ascensor si vivo en un bajo?». No puedes negarte a pagar una derrama, así que paga y aprovecha las ventajas del ascensor. Recuerda que cada comunidad tiene unos plazos de cobro.

¿Quién inventó el ascensor?

Si estás pensando en instalar un ascensor debes tener en cuenta que: El ascensor nos ofrece una gran comodidad a todos los usuarios de la vivienda o edificio. Este sistema de elevación es uno de los más viejos que conocemos en la historia y gracias a su utilidad podemos desplazarnos entre distintos niveles del edifico verticalmente de forma segura y rápida.

En Amsa creemos que es interesante que conozcas la historia de esta máquina y otras curiosidades que te ayuden a entender el sistema de instalación y manteamiento de ascensores, empezando por el responsable que inventó el ascensor.

¿Qué persona inventó el ascensor?

La historia nos dice que en la ciudad de Roma ya se emplearon los primeros ascensores primitivos. Fue en el año 336 antes de Cristo cuando Arquímedes creó con su ingenio unos dispositivos muy útiles similares a los ascensores actuales. Muchos se accionaban con el uso de molinos de agua y se manejaban manualmente impulsados por la fuerza de los animales o personas que ejercían fuerza para moverlos.

Posteriormente en el siglo XIX, el inventó evolucionó considerablemente dejando de funcionar manualmente gracias a la tecnología y pudiendo automatizarse de cierta forma. El primer ascensor no manual data de 1823 y fue asignado a la labor de Burton y Hormer, dos británicos que eran arquitectos. Ellos consiguieron elevar de forma eficiente a un grupo de 20 personas a una altura de más de 37 metros. Para conseguirlo usaron lo denominado como cuarto ascendente que es una caja alimentada con vapor. Fue tan exitosa que desde entonces se emplearon en ella muchos avances tecnológicos y mecánicos que evolucionaron hasta llegar a los ascensores que conocemos actualmente.

Los físicos de la época estudiaron nuevas maneras para mejorar la seguridad del invento que llegó a perfeccionarse gracias al trabajo de Frost y Stutt, otros dos arquitectos. Frost y Stutt se encargaron de incluir nuevas fórmulas para que el ascensor funcionara de una forma más rápida y segura.

Aunque los frenos de emergencia no se diseñarían hasta que Elisha Graves solidificara la idea de que con el paso del tiempo aparecerían los primeros edificios grandes y rascacielos  y este invento necesitaría evolucionar. Esta aportación técnica fue de gran relevancia porque su creación influyó directamente en el buen resultado del invento. Hasta esa época los bocetos no contaban con ninguna metodología exacta.

Finalmente, en el año 1857 se fabrica el primer ascensor funcional para desplazar pasajeros. La primera ubicación fue en unos grandes almacenes en Broadway (New York).  En principio este invento funcionaba a través del vapor y conseguía una altura elevadas en menos de 2 minutos. En ese momento su funcionamiento mecánico era de lo más innovador y vanguardista del momento.

Ahora que posees ciertos conocimientos sobre la historia, inventores y evolución del ascensor, esperamos que valores la gran utilidad de este invento y que cuando subas en uno de ellos recuerdes la complejidad de su sistema y el gran servicio que nos brinda, ahorrándonos un esfuerzo tremendo en cuestión de pocos segundos.

¿Cuál es la normativa sobre perros en comunidades de vecinos?

Que existen muchas familias españolas que tienen perro es sabido por todos pero, por desgracia, muchos de los que conviven en edificios, junto a otras personas, no cumplen la normativa sobre perros en comunidades de vecinos. En este artículo te detallaremos los puntos importantes que debes tener en cuenta para no tener conflictos con nadie y poder cumplir estrictamente los artículos relacionados con este tema, expuestos en la Ley de Propiedad Horizontal.

¿Cuáles son las normas a tener en cuenta sobre perros en una comunidad de vecinos?

Primeramente, destacaremos que la presencia de perros no supone ningún problema para realizar la instalación de un ascensor en un edificio de vecinos donde también convivan estos animales.

Lo importante es que eduques a tu mascota para que no haga sus necesidades en el interior de la cabina o en el caso de que sea imposible evitarlo, por problemas urinarios o porque sea cachorro, te hagas cargo de una exhaustiva limpieza de forma instantánea.

Todas las comunidades de vecinos establecen normas donde cada persona que resida en la finca debe actuar adecuadamente para mantener unas condiciones mínimas de salubridad, comodidad, respeto a las zonas comunes y control de ruidos o sonidos. Por ello, deberás estar atento para que tu perro no orine dentro del edificio o urbanización, y tomes medidas en el caso de que moleste a los vecinos con sus ladridos continuos.

En la misma línea, deberás tomar el control de la situación para que tu mascota no represente peligro hacia ningún vecino, llevándolo atado siempre que se encuentre en recinto comunitario. Piensa que podría ocasionarse algún accidente indeseado al ir suelto y crear denuncias innecesarias. Si es agresivo, además, deberá llevar bozal.

¿Cuándo deben abandonar los perros una comunidad de vecinos?

Aunque una comunidad puede prohibir la entrada de animales en la finca para vivir, si te encuentras ante un caso así, estate tranquilo porque podrías impugnarlo. Por suerte, hay jurisprudencia referente a este tema donde primarían tus derechos individuales como dueño del animal y las leyes de España no lo prohíben en ningún caso.

En los únicos casos en los que tu perro debería abandonar el vecindario sería cuando tú no cumplieras con las normas de convivencia establecidas y citadas anteriormente. Si tu perro daña de forma constante las zonas comunes, ladra continuamente o incumple las normas de sanidad, la comunidad de vecinos podría enviarte un comunicado, advirtiéndote de que si no se modifica ese comportamiento, podrían tomar acciones legales.

Ahora que ya conoces la normativa sobre perros en comunidades de vecinos, esperamos que tomes conciencia de que debes estar atento a tu mascota y enseñarle a tener un buen comportamiento con el resto de vecinos y a no ensuciar las zonas comunes como, por ejemplo, los ascensores.

Ascensor accesible: Así son los requisitos básicos

Un ascensor accesible es un elemento indispensable en un edificio de varias alturas. Por eso, muchas comunidades de vecinos están optando por la instalación o por la modernización de sus ascensores. Por razones de salud o pensando en personas con movilidad reducida, las normativas que se refieren a estos servicios no paran de actualizarse. Si quieres saber si es necesario hacer más accesible tu ascensor, continúa leyendo.

¿Qué es un ascensor accesible?

La normativa que trata sobre la accesibilidad para personas con movilidad reducida o discapacidad no para de adaptarse. Esto se debe a que la accesibilidad a espacios debe ser permitida para todas las personas, independientemente de sus condiciones físicas. Desde el mes de diciembre de 2017, todos los edificios que no sean de ámbito privado tienen que contar obligatoriamente con accesos adaptados para personas con problemas de movilidad.

Los ascensores accesibles son, básicamente, aquellos que pueden ser utilizados por todos. Para ello, por supuesto, tienen que contar con unas dimensiones adaptadas a sillas de ruedas. Además, el espacio no es el único elemento que se debe tener en cuenta. Debes tener la posibilidad de subir y bajar a diferentes alturas, con la independencia necesaria para poder moverte sin obstáculos ni dificultades.

En este sentido, los ascensores adaptados también tienen que contar con un tipo de puerta que abra y cierre sola, de forma que facilite la entrada y la salida de personas con movilidad reducida. Además, para poder subir y bajar, las indicaciones tienen que estar claras y muy bien descritas. En este sentido, lo básico será dotar a la máquina de unos botones fáciles de usar, que estén al alcance y altura de todas las personas.

¿Cómo se pueden mejorar los accesos con ascensores accesibles?

Obviamente, las normas vigentes solo tratan de sistematizar la facilidad de uso del ascensor en edificios públicos. Además, por supuesto, también integra los espacios de los ámbitos laborales. De esta manera, una persona con movilidad reducida no se ve obligada a tener que dejar de acudir a su puesto de trabajo porque la oficina no dispone de accesos adaptados. Sin embargo, cada vez más personas reclaman accesos adaptados en el ámbito privado y particular.

No sería extraño saber que en tu comunidad de vecinos o en tu entorno más cercano, alguien ha reclamado este tipo de ascensores. La población de edad avanzada ha aumentado en los últimos años y hay muchas personas que están perfectamente bien de condiciones mentales, pero tienen problemas de movilidad. Muchas van incluso a la compra y en casa se manejan bien, pero precisan sillas de ruedas eléctricas  para moverse sin fatigas.

Si conoces casos de personas con movilidad reducida, estarás de acuerdo. Un ascensor accesible es la solución más justa.

La llave ha caído en el hueco del ascensor: ¿qué hago?

Si se te ha caído una llave en el hueco del ascensor, justamente ha ido a parar en ese espacio que hay entre la cabina y la puerta, no te preocupes porque en este artículo te daremos los pasos a seguir para que puedas recuperarla de forma fácil y rápida. Es una cuestión que sucede más veces de las que crees. Las empresas de ascensores estamos acostumbradas a resolverlo con éxito.

¿Cómo recuperar las llaves si se caen por el hueco del ascensor?

Lo primero que tienes que hacer es tranquilizarte y evitar solucionarlo por tus propios medios. En Internet hay muchos artículos hablando de trucos caseros para recuperar objetos perdidos por la rendija del elevador, pero estos no presentan los requisitos adecuados de seguridad. Piensa que podrías arriesgar tu vida, quedarte atrapado o, incluso, estropear el ascensor y que el problema se agravará innecesariamente. A continuación te detallaremos los pasos a seguir para que sepas qué hacer ante la situación incómoda de que se te caigan las llaves por el hueco del elevador:

En primer lugar, deberás buscar la pegatina que hay colocada dentro de la cabina del elevador y localizar el número de teléfono de la empresa que se encarga de hacer el mantenimiento todos los meses. Una vez entres en contacto, solo tendrás que darles los datos de tu domicilio para que un técnico acuda a resolver el problema.

En el caso de que no tengas el teléfono móvil a mano o te hayas quedado, por casualidad, sin batería justo en ese mismo momento, también puedes hablar directamente con algún operador disponible de la empresa a través de la línea telefónica que presenta el propio ascensor. Para ello, tendrás que apretar el botón con el símbolo de una campana o de color amarillo, dependiendo del modelo que sea, y entrarás directamente en comunicación con la empresa encargada.

En algunas ocasiones puede que primero te salte un contestador, pero tan solo tendrás que seguir las instrucciones y mantenerte a la espera para hablar con algún empleado directamente.

¿Este servicio es gratuito?

Normalmente no, por eso como profesionales del sector te recomendamos que si no es de extrema necesidad, te esperes a que el técnico encargado realice el mantenimiento mensual. De esta forma, cuando accedan al foso, podrán aprovechar la visita para recuperar tu llave de forma gratuita.

Si por el contrario, necesitas la llave urgentemente, seguramente te genere un coste porque deberá desplazarse un técnico a tu edificio, única y exclusivamente, para darte un servicio personalizado.

En conclusión, si se te cae la llave en el hueco del ascensor y desciende hasta el foso, nunca soluciones el problema por ti mismo y pide ayuda a la empresa de mantenimiento que es la responsable del manejo del ascensor.

¿Es obligatorio bajar el ascensor a Cota Cero?

Bajar el ascensor a cota cero significa eliminar cualquier escalón o barrera de arquitectura que exista en el edificio hasta llegar al ascensor. Si tu comunidad de vecinos se está haciendo la pregunta de si es o no obligatorio, en este artículo encontrarás todas las respuestas.

¿Cuándo es obligatorio bajar el ascensor a cota cero?

Si en tu edificio no hay acceso directo al ascensor, las personas que vayan en sillas de ruedas, por ejemplo, no tendrán un acceso favorable a su vivienda. Por el contrario, si el elevador está situado a pie de calle, será una garantía para todas las personas que quieran acceder a su vivienda de forma sencilla y rápida.

La ley dictamina, desde el 4 de diciembre de 2017, que es requisito indispensable y obligatorio instalar un ascensor o acondicionarlo, bajándolo a cota cero, cuando existan en el edificio personas con discapacidad o mayores de 70 años. Si en tu caso personal se cumplen estos puntos clave, será necesario que soluciones el problema con carácter urgente.

Cabe destacar que no será necesario un acuerdo previo de la mayoría de propietarios, pues se trata de realizar una mejora para mejorar la calidad de dichas personas. No obstante, si hay otras alternativas como, por ejemplo, la existencia de una rampa, ya no será obligatorio hacer estas modificaciones en el ascensor y, por el contrario, será necesario disponer de la mayoría de votos del resto de propietarios para llevar a cabo las obras de bajada del ascensor.

Otro punto clave que influye en la bajada del ascensor es el coste de las obras. Si el precio total es inferior a doce mensualidades ordinarias de gastos comunes, las obras deberán hacerse de forma obligatoria. En el caso de que tu comunidad supere esa cantidad, los interesados podrán asumir el importe que excede y seguirá siendo obligatorio realizar las obras pertinentes.

¿Quién paga lo gastos que supone la obra para dar acceso libre al ascensor?

Normalmente, si hay mayoría absoluta, todos los vecinos tendréis que pagar vuestra parte de cuota correspondiente, en función de los factores que estén determinados y relacionados con la utilización del ascensor o la parte proporcional a cada altura. La comunidad puede exonerar el pago a cualquier propietario, por ejemplo a los propietarios de bajos y locales.

Las empresas expertas en el sector contamos con los conocimientos necesarios para ofrecerte diferentes alternativas de accesibilidad, como elevadores o salvaescaleras, en los casos que exista conflicto porque los costes sean demasiado altos para la comunidad o porque resulte imposible realizar los cambios técnicamente.

En conclusión, bajar el ascensor a cota cero es obligatorio en algunos casos concretos, por lo que tu caso deberá estudiarse detenidamente, analizando todos los aspectos de tu situación personal.

Instalación de montacargas eléctricos en la Comunidad de Madrid

Los montacargas eléctricos son plataformas elevadoras indispensables en muchas pequeñas y medianas empresas. Resultan especialmente útiles en el campo de la industria, aunque en realidad facilitan el trabajo para todas las áreas de las empresas. Indiscutiblemente necesarios en naves industriales y grandes compañías, facilitan y agilizan las tareas cotidianas, diarias y repetitivas de cualquier sector. ¡Apuesta por sistemas de elevación eléctricos!

¿Por qué utilizar montacargas eléctricos?

Los montacargas que funcionan con electricidad ayudan a que el trabajo sea mucho más dinámico. Por una parte, agilizan los traslados del personal operario. Por otra, permiten reducir el riesgo de accidentes o el peso de carga y la duración de la misma. Solo por estas dos razones, en ciertos sectores laborales un montacargas eléctrico es una pieza fundamental. A pesar de ello, cada vez son más frecuentes en negocios de todo tipo.

Por ejemplo, seguro que has visto algún negocio de varios pisos que necesita subir y bajar material continuamente. Cuando viene un cliente a por su pedido, cuando se solicita una prueba, cuando un producto está en otro piso, para todos estos casos, negocios como estos permiten que sus empleados no tengan que subir y bajar escaleras continuamente. Usan un montacargas adaptado al peso y a los objetos que se necesitan mover en su negocio.

¿Qué otros beneficios tienen los montacargas que funcionan con electricidad?

Además de minimizar el riesgo de accidentes, no fatigar innecesariamente a tu personal y evitar accidentes, hay muchos beneficios generados tras la instalación de montacargas. Entre ellos está la capacidad de mejorar tus tiempos de producción. Esto se debe a que las máquinas que transportan las cargas no tienen apenas accidentes. El riesgo de que un elemento que transporte se rompa o deteriore en el movimiento es muy bajo.

Además, estos ascensores eléctricos para producción industrial o no industrial están pensados para una clara finalidad: ser útiles para carga y descarga. Por eso, podrás escoger diferentes modelos, tipos y tamaños. Una vez lo escojas, estos funcionarán a una velocidad determinada. Este ritmo de trabajo siempre va a ser más eficiente al de la capacidad de trabajo humana, así como más eficaz.

Los montacargas se instalan en paredes y van rectos. Las personas tendrían que dar más vueltas para conseguir que los productos llegasen al mismo lugar. De esta manera, se está ahorrando tiempo de transporte y se asegura que casi la totalidad de lo transportado llegue en perfectas condiciones a su destino, sin riesgos.

Sin lugar a dudas, los montacargas eléctricos son cada vez más demandados en las áreas de trabajo de muchas empresas. Aportan seguridad, velocidad, productividad y eficacia. ¿Qué más le puedes pedir a un ascensor para mercancía, sino que cuide del personal y de la producción?

Sistemas de seguridad para puertas de garaje: Información imprescindible

Existen diferentes sistemas de seguridad para puertas de garaje y cada uno está especialmente indicado para diferentes situaciones. Algunos de ellos dependerán del tipo de puerta que tenga tu aparcamiento, mientras que otros podrán instalarse con independencia del tipo de cerramiento.

Por ejemplo, no es lo mismo un garaje colectivo que uno que dé directamente al interior de tu vivienda. Mientras el colectivo puede protegerse con medidas de vigilancia, lo más probable es que si es personal prefieras sistemas que eviten las intromisiones de los amigos de lo ajeno.

Los sistemas de seguridad para puertas de garaje más populares

A la hora de pensar en sistemas de seguridad para cualquier acceso lo primero que nos viene a la cabeza es la cerradura, ya que se trata del punto más débil. Por eso creemos que es importante que las cerraduras lleven un sistema antibumping. El bumping permite alinear los pernos del bombín mediante una serie de percusiones, de manera que se logra abrir el sistema.

Muchas cerraduras acorazadas cuentan con estos sistemas. Además, la mayoría tienen sistemas que impiden el ganzuado. El ganzuado es otra de las técnicas de ruptura de seguridad más populares. Es más lenta y requiere más pericia que el bumping. Pero conviene contar con sistemas resistentes.

Si el bumping y el ganzuado no funcionan, lo más habitual es que se recurra a la fuerza bruta. Los ladrones suelen golpear la cerradura para inutilizarla o directamente la puerta para abatirla. También pueden hacer palanca para que el cerramiento ceda. Estas técnicas pueden combatirse con el uso de cerraduras multipunto, que distribuyen el impacto y evitan que la puerta claudique. También es útil emplear sistemas de fijación al suelo o a la pared.

La última técnica común para acceder a un local cerrado es el butrón. Consiste en taladrar un agujero en la puerta para entrar a través de él. La mejor forma de evitar un butrón es emplear puertas con materiales de calidad, a poder ser reforzadas con acero templado o zincado.

Sistemas de seguridad tecnológicos que aconsejamos para tu garaje

Aparte de los sistemas mecánicos también tenemos sistemas digitales. Por ejemplo, las cerraduras por bluetooth o radiofrecuencia evitan todos los riesgos de manipulación mecánica del sistema de acceso.

También es útil la instalación de videocámaras o de alarmas con detectores de movimiento o células fotovoltaicas, que detectan las intrusiones y alarman de ellas. Recuerda optar por tecnologías novedosas, porque en caso contrario pueden tener vulnerabilidades que los ladrones sepan explotar.

En definitiva, existen muchos sistemas de seguridad para puertas de garaje, de modo que lo mejor a la hora de optar por uno u otro es que te dejes asesorar por nuestros especialistas. Al conocer todo el catálogo disponible podremos ofrecerte soluciones adaptadas a tus necesidades particulares.

¿Cuándo es obligatorio instalar ascensor?

Si en tu comunidad de vecinos surgen conflictos debido a desacuerdos sobre la instalación de un ascensor en el edificio, es importante que conozcas cuándo es obligatorio instalar uno. Este artículo proporciona todas las respuestas necesarias para resolver los problemas entre vecinos y comprender claramente lo que establece la ley.

¿Cuándo es obligatorio instalar un ascensor en una comunidad de vecinos?

Desde el 4 de diciembre de 2017, es un requisito obligatorio instalar un elevador al construir un edificio residencial con el fin de garantizar la accesibilidad a todos los pisos para cualquier persona que lo necesite y resida en la propiedad. Sin embargo, este cambio en la normativa ha generado problemas y quejas para muchas personas debido a que en el pasado no se requería esta instalación.

Hasta hoy en día, muchos edificios antiguos todavía carecen de ascensor, lo que plantea dificultades reales para algunas personas al entrar o salir de sus viviendas.

La ley establece que siempre que haya una persona con discapacidad o mayor de setenta años que resida, trabaje o realice servicios de voluntariado en el edificio residencial, será obligatorio instalar un ascensor para garantizar su accesibilidad al inmueble, sin necesidad de someterlo a votación por parte de los vecinos.

También será obligatorio instalar un ascensor si la mayoría de los propietarios votan a favor de su instalación, especialmente si representan la mayoría de las cuotas de participación.

En el caso de que la instalación de un ascensor no sea técnicamente posible debido a limitaciones de espacio, empresas especializadas en el sector, como la nuestra, estudiarán diferentes alternativas para facilitar el acceso de todas las personas a sus viviendas.

Por ejemplo, existen elevadores especiales para personas con sillas de ruedas o salvaescaleras de última generación que ofrecen la mejor solución en estos casos, brindando autonomía de forma segura y precisa.

¿Cuánto tiene que pagar cada vecino por el coste de la instalación?

El reparto de los costes dependerá de la situación. Si ha habido consenso entre la mayoría de los propietarios, los gastos se distribuirán según la cuota de participación de cada propietario.

Si la solicitud de instalación del ascensor proviene de un propietario con discapacidad o mayor de 70 años, la ley establece que todos los propietarios deben compartir los costes, siempre y cuando no excedan el equivalente a doce mensualidades ordinarias de los gastos comunes.

En resumen, no es necesario entrar en conflictos con tus vecinos, y esperamos que este artículo les ayude a determinar si es obligatorio o no instalar el ascensor  en su comunidad de vecinos.

 

 

 

El coste deberá repartirse dependiendo de la situación. Si habéis tenido consenso entre la mayoría de propietarios, el coste se repartirá en función de la cuota de participación de cada propietario.

Si la petición de colocación del elevador ha sido realizada por, la ley obliga a que todos los propietarios paguéis el importe siempre que este no supere las doce mensualidades ordinarias de los gastos comunes.

En conclusión, no es necesario entrar en conflictos con tus vecinos y esperamos que con este artículo podáis determinar si es o no obligatorio en vuestra comunidad de vecinos.

2019 © Amsa Ascesores Madrid