La práctica de deportes inclusivos en Madrid

La práctica de deportes promueve la independencia, aumenta la seguridad en uno mismo y anima a superar otras limitaciones.
Para las personas con discapacidades, está demostrado que el deporte aporta beneficios adicionales: favorece su rehabilitación, aumenta su autonomía personal y mejora su autoestima y estado psicológico general.
Sin embargo, las personas que presentan algún tipo de diversidad funcional tienen problemas reales de acceso y seguimiento para la práctica de actividad físico-deportiva saludable.

Para empezar, la primera pregunta es ¿qué deporte practicar?

A continuación, compartimos con vosotros una lista no-exhaustiva de los deportes adaptados a las discapacidades motoras:

Automovilismo y vuelo sin motor
Deportes con pelotas en sillas de ruedas: baloncesto, balonmano, voleibol, fútbol, boccia, golf
Deportes náuticos y subacuáticos: natación, piragüismo y vela
Esgrima en silla de ruedas
Halterofilia
Hípica
Hockey en silla de ruedas eléctrica
Tenis, tenis de mesa, pádel en silla de ruedas
Quad-rugby
Slalom en silla de ruedas
Tiro con arco, dardos

deportes-inclusivos-madrid

Ahora bien, ¿cómo practicar estos deportes?

En Madrid, varias Asociaciones, Federaciones y Fundaciones promueven la práctica de un deporte inclusivo. Las principales son las siguientes:

  • Fundación Sanitas
  • Fundación Deporte y Desafío
  • FMDDF Federación Madrileña de Deportes de Discapacitados Físicos
  • Fundación También (Deporte adaptado para la inclusión de personas con discapacidad)

Y por fin¿dónde practicar un deporte inclusivo?

En Madrid existen varias instalaciones preparadas para las personas con discapacidades. Las principales son las siguientes:

  • Centro de Natación Mundial 86
  • Instalaciones Deportivas Canal Isabel II
  • Parque Deportivo Puerta de Hierro
  • Instalaciones Deportivas San Vicente de Paul
  • Wizink Center
  • Residencia Navacerrada

Desde Amsa, trabajamos para la eliminación de las barreras arquitectónicas y la construcción de un mundo más inclusivo. Si quieres más información sobre nuestras soluciones de elevación vertical, pincha aquí.

¿Cómo adaptar un hogar con escaleras para las personas mayores?

Envejecer en casa es la opción favorita para el 90% de las personas mayores. Para llevar a acabo este reto, es fundamental que la vivienda sea accesible, segura y adaptada a la movilidad de las personas mayores: son más propensos a tener pérdidas de equilibrio y algunos se mueven con un deambulador (andador o taca-taca) o están en sillas de ruedas.

Entonces, ¿cómo mantener la autonomía y el envejecimiento activo en un hogar con escaleras?

Pues, ¡no hace falta cambiar de casa!

Existen varias soluciones verticales sencillas de instalar: el salvaescaleras, la plataforma elevadora y el elevador vertical.

El salvaescaleras se adapta al entorno donde se instala y, gracias a la posibilidad de plegarse, ocupa poco espacio cuando no se usa. Esta herramienta aporta una gran flexibilidad: se instala rápidamente y no requiere apenas obra.

adaptar-hogar-para-mayores

Los elevadores verticales combinan la seguridad y la comodidad de forma permanente. Sirven para superar desniveles cortos sin bajarse de una silla de ruedas, tanto para interior como exterior. Al igual que los salvaescaleras, son plegables y ocupan muy poco espacio. También tienen una capacidad de carga suficiente: hasta 300 kg cualquier modelo estándar.

Plataformas elevadoras
Una solución cómoda, flexible y funcional. Sirven para interior y/o exterior. Son plegables y ocupan muy poco espacio.

Por otra parte, cada una de estas soluciones tiene que poder incrementar la calidad de vida y la seguridad dentro del hogar. Para garantizar la seguridad es fundamental que las instalaciones cumplan con la más estricta normativa aplicable (Comunidad Autónoma, España, Europa).

De esta manera, las personas mayores dispondrán de las herramientas para conjugar movilidad e independencia y seguir en su casa con una mejor calidad de vida y una seguridad adaptada a su situación particular.

En AMSA, ofrecemos soluciones para ganar en autonomía y facilitar la movilidad dentro de su edificio o vivienda. Atendemos a clientes en toda la Comunidad de Madrid, Burgos, Cuenca, Guadalajara, Segovia y Toledo. Solicite un presupuesto personalizado, pinchando aquí.

Salvaescaleras verticales de obra: Una solución de calidad

Salvaescaleras verticales, sillas subeescaleras, plataformas salvaescaleras, ascensores…Hoy en día es más fácil eliminar las barreras arquitectónicas y garantizar así la accesibilidad universal en edificios de viviendas y comercios.

Además, facilitar la accesibilidad y garantizar que todas las personas puedan utilizar un objeto, visitar un lugar o acceder a un servicio, independientemente de sus capacidades técnicas, cognitivas o físicas, no solo se trata de un deber moral sino también de una obligación legal. De hecho, en España, el Real Decreto Legislativo 1/2013 obligaba a los edificios existentes a garantizar la accesibilidad de los vecinos con movilidad reducida antes del pasado 4 de Diciembre de 2017.

salvaescaleras-verticales

Salvaescaleras Verticales

Una de las soluciones más recomendadas a la hora de garantizar la accesibilidad en un edificio son los salvaescaleras verticales. Este sistema de elevación facilita el acceso de personas al nivel superior o inferior de un edificio, sin ningún tipo de dificultad, ya sea con sillas de ruedas o sin ella. Pese a estar destinados principalmente a transportar personas en sillas de ruedas o con algún tipo de diversidad funcional, en muchos casos, es posible la incorporación de una banqueta plegable para mayor comodidad.

Los salvaescaleras verticales necesitan obra para su instalación. Sin embargo, es un sistema de elevación realmente adaptable y están especialmente pensados para encajar en cualquier edificio o local, sea cual sea su estructura o estilo, siempre y cuando exista el espacio disponible para ello.

Una de las principales ventajas de estos elevadores es la seguridad, puesto que equipan elementos para una suave aceleración y una parada sin saltos o vibraciones, además de disponer de mecanismos cerrados, baterías de rescate en caso de corte de fluido eléctrico, detectores de obstáculos o dispositivos antiatrapamiento.

Otra de sus ventajas más reseñables es su bajo consumo eléctrico, ya que estos equipos funcionan con una tracción eléctrica mediante un sin-fin o sistemas hidráulicos para su desplazamiento. Tanto uno como otro pueden funcionar con una conexión monofásica con un consumo, según fabricante, de entre 750 W y 1200 W.

Como el resto de sistemas de elevación del mercado, la Normativa vigente obliga a la realización de un mantenimiento de este tipo de elevadores. El mantenimiento de los salvaescaleras verticales se realiza de forma periódica (generalmente trimestral) por técnicos especializados para garantizar la calidad de las piezas y la seguridad de las instalaciones. Tanto durante la instalación del sistema como durante su posterior mantenimiento resulta imprescindible que se utilicen materiales y recambios de primera calidad.

3 de Diciembre: Día Internacional de las Personas con Discapacidad

El día 3 de Diciembre se celebra el Día Internacional de las Personas con Discapacidad. Las personas con alguna minusvalía o diversidad funcional, suelen tener menos oportunidades económicas, peor acceso a la educación y tasas de pobreza más altas.

Eso se debe principalmente a la falta de servicios que les puedan facilitar la vida (como acceso a la información o al transporte) y porque tienen menos recursos para defender sus derechos. A estos obstáculos cotidianos se suman la discriminación social y la falta de legislación adecuada para proteger a los discapacitados.

Accesibilidad Universal

La accesibilidad universal, condición por la cual todas las personas pueden utilizar un objeto, visitar un lugar o acceder a un servicio, independientemente de sus capacidades técnicas, cognitivas o físicas, es un derecho reconocido por la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidades.

De este modo, La Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidades solicita a los Estados que tomen las medidas apropiadas para darles pleno acceso a la actividad cotidiana y eliminar todos los obstáculos a su integración.

dia-internacional-personas-discapacidad

Barreras arquitectónicas

Se denominan “barreras arquitectónicas” a aquellos obstáculos físicos que impiden que determinados grupos de población puedan llegar, acceder o moverse por un espacio urbano, un edificio o una parte de él. La existencia de una barrera arquitectónica supone un límite en los derechos de las personas al uso y disfrute de los espacios públicos y también de los privados. Se trata, sin duda alguna, de la barrera de accesibilidad más evidente a la sociedad.

En España, el Real Decreto Legislativo 1/2013 obliga a los edificios existentes a garantizar la accesibilidad de los vecinos con movilidad reducida antes del 4 de Diciembre de 2017.

En Ascensores Madrid, hemos concentrado gran parte de nuestros esfuerzos y recursos en desarrollar sistemas de elevación accesibles y de primera calidad, como plataformas salvaescaleras, sillas subeescaleras, elevadores verticales y ascensores.

Plataformas Salvaescaleras

Generalmente, se trata del sistema de elevación más utilizado para favorecer la accesibilidad y la inclusión de las personas con discapacidad física, así como para aquellas con dificultades para moverse por la edad.

Pese a ser un tipo de sistema que necesita de más obra e instalación que otros sistemas, sin duda, ayudan a eliminar de una forma más completa las barreras arquitectónicas y de accesibilidad a las personas con algún tipo de discapacidad o de diversidad funcional.

Precios de salvaescaleras: el coste de la accesibilidad

Si estás pensando en eliminar las barreras arquitectónicas de tu edificio (viviendas, oficinas, hotel, etc.) o local, es posible que te estés preguntando acerca de los precios de salvaescaleras y otros sistemas de elevación para personas con minusvalías o discapacidades físicas. Una plataforma o silla salvaescaleras es la solución ideal para que personas con movilidad reducida puedan superar escaleras y otros obstáculos. Pero, ¿cuánto cuesta instalarlos y mantenerlos?


Sillas salvaescaleras o subeescaleras

precios-de-salvaescaleras

Las sillas salvaescaleras o subeescaleras son la solución perfecta cuando la persona que sufre una discapacidad puede andar unos pasos y sentarse sobre el aparato. Muchas personas mayores, que sufren de problemas en las rodillas y otras articulaciones, no pueden subir escaleras, pero sí desplazarse horizontalmente, sentarse y levantarse con relativa facilidad.

Estos sistemas requieren una instalación mínima y están disponibles a partir de unos 2.000€ si el tramo de escaleras a superar es recto y corto. Si las escaleras incorporan curvas, el precio puede ascender hasta unos 5 o 6.000€.


precios-de-salvaescaleras

Las plataformas se utilizan cuando es indispensable que la persona impedida se mueva en su silla de ruedas. Estas plataformas son muy cómodas y prácticas pues apenas requieren esfuerzo de uso por parte del usuario. Pueden instalarse en prácticamente cualquier escalera, siempre y cuando exista la anchura necesaria para que la plataforma, al abrirse, no choque con las paredes. Igualmente, si existen curvas, hay que prever que el ancho debe tener el margen suficiente para que pueda operar con total seguridad.

Los precios de las plataformas salvaescaleras varían en una horquilla de entre 4.000€ y 10.000€. Influirá en el precio de la instalación el tipo de sistema utilizado, así como las características de las escaleras (rectitud, longitud, etc.), ya que puede incluso ser necesaria una adecuación previa, lo cual aumentaría los costes.


Precios de salvaescaleras verticales

precios-de-salvaescaleras

Para aquellos edificios donde se deba superar diariamente y de forma frecuente un pequeño tramo de escaleras, se puede proponer la instalación de una plataforma salvaescaleras “de obra”. Si existe el espacio suficiente y el tránsito es elevado(portales, edificios públicos, etc.), es la solución ideal ya que aportará versatilidad y robustez.

Estas instalaciones tienen un coste mayor, pero garantizan mayor calidad y seguridad para los usuarios. Las instalaciones de este tipo rondan los 10.000€. Se trata de proyectos “llave en mano” en los que la empresa instaladora se hace cargo de todos los trámites previos, así como de la ejecución de la obra y la instalación del sistema. Posteriormente, también se encargará del mantenimiento de la misma.


Subvenciones

De forma recurrente, la administración pública oferta subvenciones para la adecuación de fincas urbanas y edificios de pública concurrencia a la normativa de accesibilidad. Puede consultar más información y solicitar asesoramiento y un presupuesto enteramente a su medida aquí.

Cómo mantener correctamente un salvaescaleras

Los salvaescaleras son una excelente solución de accesibilidad para personas con movilidad reducida o algún tipo de incapacidad física. Pueden presentarse como sillas, sobre las cuales las personas suben sentadas, o plataformas capaces de elevar, por ejemplo, sillas de ruedas.

Estos mecanismos, plenamente adaptables, son instalados con cada vez más frecuencia por empresas especializadas en domicilios particulares y espacios de uso común dentro de edificios de viviendas y de oficinas.

mantener-correctamente-salvaescalerasAl contrario que los ascensores y otros sistemas de elevación, la normativa vigente de las sillas y plataformas salvaescaleras no exige la necesidad de contratar un plan de mantenimiento. Sin embargo, no hace falta recordar lo aconsejable que resulta disponer de un plan de mantenimiento ante cualquier incidencia que pueda ocurrir. Al igual que la instalación del sistema, deberá siempre ser realizado por una empresa especializada en estos sistemas.

Lo cierto es que, en el campo de la accesibilidad, los planes de mantenimiento de salvaescaleras son una novedad relativa. Hasta hace unos años, el uso de una plataforma o una silla salvaescaleras era muy puntual puesto que no existía la creciente conciencia social de hoy en día respecto a la accesibilidad universal y la eliminación de las barreras arquitectónicas. Además, el precio era mucho más elevado, por lo que pocas personas podían permitirse uno de estos sistemas.

Si existe un aspecto que una silla salvaescaleras o una plataforma sube-escaleras debe garantizar, sin duda no se trata de otro que la seguridad. Por ello, la contratación del plan de mantenimiento a cargo de una empresa especializada nos garantizará que las instalaciones se encuentren siempre en las mejores condiciones.

Contratar un mantenimiento de salvaescaleras nos permite alargar la vida de nuestra solución salvaescaleras. Además, el precio por mantenimiento preventivo es bastante inferior comparado con el de un elevador o ascensor, así como con el posible precio de una avería grave provocada por la falta de mantenimiento y revisión.

Generalmente, el mantenimiento preventivo de las sillas y plataformas salvaescaleras, consta de los siguientes 4 apartados:

  1. Comprobación de los puntos de seguridad, comprobando que no exista ninguna pieza en mal estado o que se encuentre aflojada o desencajada en los puntos clave de seguridad de la silla salvaecaleras;
  2. Limpieza y engrase de las partes móviles, con el objetivo de evitar parones, atascamientos de piezas y un movimiento suave;
  3. Regulación de los mecanismos, garantizando en todo momento que estos se encuentran en las condiciones necesarias para un correcto funcionamiento.
  4. Revisión de los componentes electrónicos.

Por último, es necesario recordar que el plan de mantenimiento escogido para nuestro salvaescaleras debe tener siempre en cuenta la normativa vigente, que en este caso es la Directiva 2006/42/CE del Parlamento Europeo de Máquinas.

Instalación de salvaescaleras en chalets y viviendas unifamiliares

Hay veces en que las personas con movilidad reducida o diversidad funcional necesitan soluciones específicas de accesibilidad para sortear las barreras arquitectónicas presentes en edificios y viviendas. Favorecer y mejorar la calidad de vida de estas personas puede hacerse mediante la sencilla instalación de sillas salvaescaleras y plataformas salvaescaleras.

La instalación de este tipo de sistemas de elevación no suele presentar ninguna dificultad. Es conveniente apostar siempre por soluciones basadas en la calidad y en la seguridad; todas las piezas deben cumplir con los estándares de calidad y seguridad europeos y ajustarse a la normativa de ascensores.

El primer aspecto a tener en cuenta es el espacio disponible para realizar la instalación del mecanismo. Algunas veces no se presenta ningún tipo de problema de espacio, pero también puede suceder que existan límites. Por ello, un técnico especializado en la instalación de sistemas salvaescaleras siempre valorará el obstáculo a superar, el tipo de escaleras al que nos enfrentamos, etc. Una de las ventajas de este sistema es su grado de adaptabilidad, por lo que simplemente debe adaptarse la instalación a las necesidades de la vivienda y de la persona que va a utilizar el aparato.

salvaescaleras-viviendas-unifamiliares

En el caso de que sea necesaria una obra para la instalación de un subeescaleras o una plataforma salvaescaleras, hay que tener en cuenta que la empresa de instalación debe tener la capacidad para llevarla a cabo, bien por su propia cuenta o con alguna compañía que entienda las necesidades del proyecto. Serán necesarias licencias y permisos.

Pese a que el precio de instalar ese tipo de sistemas, generalmente, suele ser bastante inferior a la instalación de un ascensor en una vivienda unifamiliar, es conveniente que te informes si existe algún tipo de subvención para su instalación, ya que es frecuente que los distintos organismos de la administración promuevan ayudar para favorecer una mejor movilidad de las personas con alguna discapacidad o diversidad funcional. A través del siguiente enlace puedes consultar la disponibilidad de ayudas en el portal de la Comunidad de Madrid.

Una vez finalizada la instalación, debemos tener en cuenta el mantenimiento del sistema. Sorprendentemente, a diferencia que el resto de sistemas de elevación, la normativa vigente de las sillas y plataformas salvaescaleras no exige la necesidad de contratar un plan de mantenimiento. Sin embargo, resulta más que recomendable disponer de uno ante cualquier incidencia que pueda ocurrir. Dicho plan de mantenimiento debe tener siempre en cuenta la normativa vigente, que en este caso es la Directiva 2006/42/CE del Parlamento Europeo de Máquinas.

5 consejos para instalar un salvaescaleras en tu edificio o comunidad

Si vas a instalar un sistema salvaescaleras en tu edificio de viviendas/oficinas o comunidad de vecinos, te recomendamos que sigas unas pautas sencillas para acertar con las decisiones que tengas que tomar.

1. Ten en cuenta a los futuros usuarios a la hora de escoger el tipo de salvaescaleras

Como respuesta de accesibilidad a las barreras arquitectónicas, los salvaescaleras apenas tienen rival. Pero las distintas soluciones en el mercado son tan variadas como los casos de personas con una discapacidad. Por eso, deberás valorar el uso que se va a hacer en función de las esas personas que lo van a utilizar. ¿Qué sillas de movilidad utilizan? ¿Qué tipo de impedimentos tienen?

2. Elige tu salvaescaleras según el espacio disponible

Otro factor clave es el espacio disponible. Algunas veces no se presentan problemas de espacio, pero también puede suceder que existan límites. Un especialista debería poder asesorar convenientemente a los clientes: debemos valorar el obstáculo a superar, el tipo de escaleras al que nos enfrentamos, etc. No puede ser la misma solución la de una vivienda de dos plantas que la del portal de una finca urbana. Existen elevadores verticales para lugares especialmente estrechos, cerrados o sin cerrar… Las posibilidades son casi infinitas.

3. En función del espacio disponible y del sistema elegido, puede ser necesaria una obra

En el caso de que sea necesaria una obra para la instalación de un subeescaleras o una plataforma salvaescaleras, hay que tener en cuenta que la empresa de instalación debe tener la capacidad para llevarla a cabo, bien por su propia cuenta o con alguna compañía que entienda las necesidades del proyecto. Serán necesarias licencias y permisos y deberán estar todos los vecinos debidamente prevenidos.

salvaescaleras

4. Averigua si puedes beneficiarte de alguna subvención

Es frecuente que los distintos organismos de la administración estatal y regional ofrezcan subvenciones para dotar los edificios de soluciones de accesibilidad que promuevan una mejor movilidad de las personas con alguna discapacidad o diversidad funcional.

A través del siguiente enlace puede consultarse la disponibilidad de ayudas en el portal de la Comunidad de Madrid.

5. Prevé un plan de mantenimiento completo

Los sistemas salvaescaleras requieren, tras su instalación, un servicio de mantenimiento. Para que todos los mecanismos funcionen y no se produzcan averías que pueden resultar en abultadas facturas de reparación, recomendamos llevar el mantenimiento al día, con inspecciones periódicas y ajustes puntuales de la mecánica. Es recomendable escoger a la misma empresa instaladora, ya que será capaz de entender el sistema y reconocer los problemas que se puedan producir.

Accesibilidad en los comercios: mejores prácticas

La accesibilidad universal es una condición imprescindible que deben cumplir los comercios y demás establecimientos abiertos al público para que estos puedan ser utilizados por las personas con discapacidades o diversidad funcional de forma autónoma, segura y normalizada.

Un comercio o establecimiento público se considera accesible cuando sus características permiten a todas las personas, con independencia de sus capacidades, acceder al local o establecimiento, circular, orientarse, identificar, entender y hacer uso de los servicios y equipamientos disponibles, y además, comunicarse con el personal de atención al público.

La accesibilidad es una obligación legal. Diversas normativas estatales y autonómicas exigen a los comercios y establecimientos de uso público cumplir con unas condiciones mínimas de accesibilidad que varían según la tipología de los establecimientos.

Sin embargo, un comercio accesible no beneficia únicamente a las personas con discapacidad. La accesibilidad dota al comercio o establecimiento de una mejor calidad, ofreciendo un entorno, producto o servicio más confortable y fácil de utilizar para todas las personas.

Además, mejora la imagen de las empresas, ya que les identifica como “socialmente responsables”, factor determinante para muchos consumidores -discapacitados o no- a la hora de completar su proceso de compra.

accesibilidad-universal-comercios

A día de hoy, cada vez son más los comercios que facilitan los accesos a las personas de movilidad reducida. Prácticamente todas las grandes superficies cuentan con varios ascensores, rampas salvaescaleras y accesos que favorecen el uso de sus instalaciones a todo el mundo.

Sin embargo, la instalación de un ascensor supone una gran inversión que para comercios más pequeños no es posible asumir. Por otro lado, existen comercios de dos plantas donde, por cuestión de espacio, es prácticamente imposible instalar un ascensor.

Afortunadamente, existen soluciones para todos los espacios y presupuestos. Las plataformas subeescaleras y las sillas salvaescaleras son, sin duda, una gran solución.

Estos sistemas son 100% adaptables a cualquier tipo de escalera. Su único requisito básico es la necesidad de una toma de corriente próxima a su lugar de instalación. Otra de sus principales ventajas es el precio, siendo extremadamente rentables desde su adquisición. Por último, cabe destacar la facilidad de su colocación, ya que no se necesitan más de dos días para ser instaladas.

Todos juntos debemos trabajar por un futuro completamente accesible.

Barreras arquitectónicas, como eliminarlas y superarlas

Se denominan “barreras arquitectónicas” a aquellos obstáculos físicos que impiden que determinados grupos de población puedan llegar, acceder o moverse por un espacio urbano, un edificio o una parte de él. La existencia de una barrera arquitectónica supone un límite en los derechos de las personas al uso y disfrute de los espacios públicos y también de los privados. Se trata, sin duda alguna, de la barrera de accesibilidad más evidente a la sociedad.

No solo impiden la movilidad a las personas con discapacidad, sino también a otros grupos como las personas mayores, personas convalecientes o a las mujeres embarazadas. En España, la Ley General de derechos de las personas con discapacidad y de su inclusión social, establece la obligatoriedad de eliminar las barreras arquitectónicas en el entorno urbano, las edificaciones y el transporte público para este año 2017.

Las barreras arquitectónicas deben ser eliminadas para garantizar los derechos de las personas con diversidad funcional, así como mejorar su calidad de vida, siguiendo ciertos criterios de Accesibilidad Universal. Existen diversas soluciones de accesibilidad, cada una acorde a una necesidad y presupuesto concretos. Sin embargo, por la facilidad de su instalación y su garantía de calidad y seguridad, las plataformas salvaescaleras y las sillas subeescaleras son las dos opciones más utilizadas en los últimos años.

Plataformas salvaescaleras

Tanto respecto a su apariencia como a su funcionamiento, presentan similitudes con un ascensor clásico. Su principal ventaja en relación a las sillas subeescaleras reside en que permiten cargar un peso mayor.

eliminar-barreras-arquitectonicas

Sillas subeescaleras

Su principal ventaja es que son 100% adaptables a cualquier tipo de escalera. Su único requisito básico es la necesidad de una toma de corriente próxima a su lugar de instalación. Otra de sus principales ventajas es el precio, siendo extremadamente rentables desde su adquisición. Por último, cabe destacar la facilidad de su colocación, ya que no se necesitan más de dos días para ser instaladas.

Ambos sistemas, una vez instalados, necesitan un correcto mantenimiento que permita garantizar la seguridad de los usuarios y la calidad de los sistemas, resultando clave en el ahorro en cuanto a futuras reparaciones y sustituciones de piezas.

eliminar-barreras-arquitectonicas