Instalación de ascensor a petición de un solo vecino

Si en una comunidad de vecinos hay una solicitud individual de un ascensor, ¿es viable? ¿Cómo puedes gestionarla?

La Ley 8/2013, de 26 de junio, de Rehabilitación, Regeneración y Renovación urbanas introdujo algunos cambios a la antigua Ley de Propiedad Horizontal. En concreto, uno de ellos obliga a las comunidades de vecinos a instalar en el edificio un ascensor, aunque la petición venga promovida por un solo propietario.

Es decir, aunque la junta de vecinos no alcance un acuerdo, o incluso rechace la petición, puede ser obligatorio para la comunidad instalar el ascensor aunque solo lo haya solicitado un propietario. Esta obligatoriedad no es absoluta, y para que sea efectiva es necesario que se cumplan una serie de requisitos.

El primero es que en la vivienda o local del propietario que solicita la instalación del ascensor viva, trabaje o realicen servicios voluntarios personas con discapacidad o mayores de 70 años. Se trata así de hacer accesible la vivienda a personas con una posible movilidad reducida, o que encuentran alguna barrera física que les impide usar las zonas comunes con normalidad y facilidad.

La obligación de adaptar el edificio a personas de movilidad reducida afecta también a otros elementos arquitectónicos, como la instalación de rampas u otros dispositivos mecánicos que faciliten la entrada o salida del edificio a estas personas.

El segundo requisito es que la derrama que han de pagar los propietarios para la reforma del edificio y la instalación del ascensor no sea superior a 12 mensualidades de la cuota de la comunidad. Es decir, aunque sea un solo propietario el que solicite la instalación, todos los propietarios han de sufragar esos gastos. Para el cálculo de este coste por propietario hay que deducir también las posibles ayudas o subvenciones que podría recibir la comunidad por este tipo de adaptaciones del edificio. Son distintas en cada comunidad autónoma y en cada caso, pero la comunidad de vecinos podría beneficiarse de ellas y hacer más factible la instalación del ascensor.

Si el coste fuese superior a 12 mensualidades, la instalación podría no ser imperativa, ya que en este caso solo es obligatorio para la comunidad instalar el ascensor si el propietario que lo solicita puede o quiere abonar el sobrecoste. Si no pudiera pagarlo, entonces la junta de vecinos podría rechazar la propuesta y no tendría obligación de realizar la reforma para instalar el ascensor.

Otra excepción a la obligatoriedad de instalar el ascensor viene dada por la incompatibilidad de la estructura del edificio. Otro caso es si la instalación o la reforma de las zonas comunes del edificio supone un perjuicio directo para alguno de los propietarios.

Como puedes ver, es posible que sea obligatorio para tu comunidad de vecinos instalar un ascensor aunque lo haya pedido solo un vecino y la junta de propietarios haya rechazado la propuesta.

Subvenciones y ayudas para la instalación de ascensores en la Comunidad de Madrid

Los residentes en la Comunidad de Madrid podrán acceder a subvenciones para instalar un ascensor en la finca (comunidad de propietarios) en la que habiten, siempre y cuando cumplan algunas condiciones básicas. A continuación, nos ocupamos de relatar dichas condiciones para que te resulte más fácil entender el alcance de este tipo de ayudas.

Marco normativo de las subvenciones para instalar un ascensor en viviendas colectivas

Vamos ya, sin más dilación, a desglosar las cuestiones básicas relativas al tema que nos ocupa.

¿Quién puede acceder a esta clase de subvenciones?

Todas aquellas personas que residan en edificios de más de tres plantas de altura, incluyendo la planta baja. También deben tener más de 15 años de antigüedad y, como es lógico, no disponer de ascensor.

Documentación a presentar

Si se ha recibido la calificación de actuación protegible, y tras haber instalado previamente el ascensor, los propietarios de la propiedad colectiva tienen 3 meses, que empiezan a contar desde la asignación del número de registro del elevador (RAE), para solicitar la subvención mediante la presentación de:

– Una declaración de otras subvenciones solicitadas o ya concedidas.

– Para los propietarios en régimen de arrendamiento, deben justificar documentalmente que están al corriente de pago con la Agencia Tributaria y la Seguridad Social.

– Fotocopias compulsadas de las escrituras de propiedad de la finca.

– Relación detallada de propietarios y propiedades.

– Certificado de final de obra de instalación, que ha de estar, además, visado por el Colegio correspondiente.

– Licencia urbanística de la obra.

– Documento acreditativo RAE expedido por la Dirección General de Industria de la Comunidad de Madrid.

¿Cómo se solicitan?

Hay disponibles dos tipos de modelo de solicitud que varían en función de si la finca está emplazada, o no lo está, en el seno de una zona de rehabilitación integrada, como el Casco Histórico, u otras que cuenten con esa tipificación.

Dichos modelos se pueden conseguir en las Oficinas de Rehabilitación de Edificios, en algún punto de información o atención de la Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio.

Para presentar la solicitud deberás hacerlo ante cualquiera de las Oficinas de Rehabilitación de Edificios ubicadas en la Comunidad de Madrid.

Asimismo, también podrás presentarla en el Registro Auxiliar de la Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio, situado en la c/ Maudes, 17. O en otro Registro, que puede ser estatal o propio de la Comunidad.

Cabe señalar, para terminar, que la tramitación de la subvención para la instalación de ascensor supone el abono de la tasa 71804, integrada en el referido Modelo 030, y cuya cuantía ostenta una base de 20 € a la que hay que sumar un 0,12 % del presupuesto total estimado para la obra de mejora del edificio.

¿Cuál es el hueco mínimo para instalar un ascensor?

Instalar un ascensor en tu vivienda o comunidad es una garantía de comodidad y calidad de vida. Desde que empezaran a instalarse en España a mediados del siglo XX, los ascensores en edificios residenciales no han hecho más que popularizarse, alcanzando un punto en el que es raro entrar a un edificio de más de tres plantas que no cuente con uno de estos.

¿Qué se necesita para instalar un ascensor?

Si todavía vives en un edificio en el que la única forma de subir o bajar es mediante las escaleras, seguramente te estés preguntando qué requerimientos ha de cumplir un bloque de viviendas para poder colocar un elevador. La respuesta a esta cuestión depende de tus necesidades, pues no es lo mismo un ascensor para un bloque en el que viven diez personas que para otro en el que viven cien.

Lo cierto es que es posible instalar un ascensor para una única persona en un hueco circular de apenas 80 centímetros de diámetro. Sin embargo, son pocas las viviendas que optan por un ascensor tan pequeño, por lo que recomendamos que el hueco sea el doble del tamaño mínimo para poder instalar una cabina en la que quepan al menos cuatro personas de manera simultánea.

A día de hoy existen diversas alternativas para poder realizar una instalación de ascensores a medida

que se ajuste a las necesidades de tu edificio. Al contrario de lo que podría parecer, no es necesario hacer grandes obras para colocar un ascensor, ni siquiera en pequeños edificios, pues es suficiente con buscar un aprovechamiento óptimo del espacio.

Métodos de instalación

Los técnicos, tras hacer una valoración general de la estructura del inmueble, pueden optar por tres vías para colocar el ascensor. El método más simple es aprovechar el hueco ya existente de la escalera. Las dimensiones mínimas son un metro de profundidad por 70 centímetros de ancho para el ascensor individual que comentamos antes, aunque se incrementan ligeramente (1,55×1,50 metros) si necesitamos un ascensor adaptado a personas en silla de ruedas o con movilidad reducida.

En caso de no existir el hueco necesario, es posible crearlo mediante el corte parcial de la escalera, que es la segunda alternativa. Es una opción algo más costosa en cuanto a tiempo, pero muy habitual en edificios del casco histórico de las ciudades, que no suelen contar con un hueco lo suficientemente grande.

Por último, se puede instalar un ascensor exterior en aquellos edificios que cuenten con un jardín o un patio, ya sea interior o exterior.

En conclusión, con las últimas innovaciones tecnológicas, instalar un ascensor está al alcance de cualquiera que se lo proponga, independientemente de las características del edificio. ¡Una buena planificación es capaz de superar cualquier problema!

¿Qué tipos de puertas de garaje existen?

Las puertas de un garaje no solo aportan estética en la entrada de un edificio, también son el primer acceso a la vivienda y, por si fuera poco, garantizan protección en la finca, siendo un elemento clave para la seguridad de vehículos y hogares. Llegados a este punto, ¿qué tipos de puertas de garaje existen en la actualidad y cuál se puede adaptar a nuestras necesidades?

En esta entrada, a continuación, se detallan los diferentes tipos de puertas para la entrada de un garaje.

Los 5 tipos de puertas de garaje más comunes

  • Puerta abatible
    Es el sistema más usado en los edificios de nuestro país dado su precio y confort aportado. El funcionamiento de la misma se basa en una o dos hojas, las cuales pivotan sobre un eje vertical.
  • Puerta corredera
    Son una opción a considerar cuando se cuenta con terrenos amplios, que se deben cubrir y para accesos con gran trasiego de vehículos. Su gran ventaja es la versatilidad, tanto para su apertura o cierre como para automatizarse.
    En el caso de que se desee instalar este tipo de puertas, cabe destacar que debemos contar con un espacio lo suficiente amplio para que la apertura de la puerta no golpee en ningún lado, garantizando además que la apertura se realice de forma correcta.
  • Puerta basculante
    Existen diferentes modelos. El más común es el de la hoja que se levanta y se queda en la parte superior de la entrada del garaje. Este tipo de puertas ocupan muy poco espacio, aunque existen modelos que optimizan más el espacio disponible.
  • Puerta enrrollable
    Su funcionamiento es similar al de una persiana metálica de grandes dimensiones, contando con un sistema en el que la puerta puede recogerse en la parte superior, que normalmente es un tambor con travesaño horizontal y con una puerta sujeta (alrededor de la misma los paneles se enrollan). Su principal ventaja es la optimización del espacio, ya que tanto en su apertura como cierre no ocupan mucho espacio.
  • Puerta seccional
    Existen diferentes tipos que se adaptan a cada necesidad. Uno de los más conocidos y usados son los que están compuestos por diferentes paneles ensamblados (unos con otros) y que se adaptan a toda dimensión.

Estos son los tipos de puertas de garaje que son más comunes en la vivienda o empresa, según el sistema de apertura elegido. No obstante, dentro de cada tipo, existen muchas opciones a considerar, todas adaptándose a la perfección y a la demanda (en materiales, opciones, dimensiones…). La clave para elegir el mejor tipo de puerta es conseguir la máxima seguridad y confort, buscando la rapidez tanto en la apertura como en el cierre, además de contar con el modelo que permita una óptima automatización de la puerta.

Características de las sillas salvaescaleras y plataformas elevadoras

Una silla salvaescaleras para para personas con movilidad reducida es un asiento, con capacidad de giro, que se desplaza por un raíl anclado a una escalera y que dota de máximas prestaciones a las personas con diversidad funcional para llegar a otras plantas. Su función es precisamente subir y bajar personas con movilidad reducida o de avanzada edad, pulsando simplemente un botón.
Como profesionales del sector, queremos ofrecerte la máxima comodidad y funcionalidad. Por eso, estas sillas salvaescaleras podemos instalarlas en cualquier escalera, sin entorpecer el paso a otros vecinos de las escaleras y garantizándote máxima seguridad y fiabilidad. Podrás personalizarla a tu gusto contando con una gran variedad de opciones disponibles en catálogo.

Características de las plataformas elevadoras para minusválidos
Las plataformas elevadoras para minusválidos están fabricadas con el fin de transportar sillas de ruedas con el mismo mecanismo que las sillas salvaescaleras. A diferencia de las sillas, se instalan fuera de la escalera y si se dispone de hueco suficiente, podremos instalar un elevador para el usuario que utilice la silla de ruedas y un acompañante. Generalmente, la mayoría de plataformas de elevación tienen capacidad de carga muy alta, permitiendo el transporte de más personas o más objetos que una silla salvalescalera.

Este tipo de plataformas supera alturas de hasta 15 metros. Dependiendo del tipo y de la altura, así se instalarán puertas en cada piso o parada. Podemos colocarlas tanto en el interior como en el exterior del edificio.

Disponen de sistemas de llamadores para que puedas reclamar su activación y recogida en tu parada. Para ello, existe la opción de colocar llaves, por motivos de seguridad.

Características de las sillas salvaescaleras
Podemos instalarlas en todo tipo de escaleras, sin importar si son rectas, empinadas o curvas, pudiendo elegir también el lado para proceder a su colocación. Disponen de un control remoto para enviar la señal a la plataforma y que pueda enviarse el salvaescaleras de una planta a otra, con un simple aparato. Tan solo será necesario el requisito de disponer de una toma de corriente eléctrica en la escalera para que su funcionamiento sea óptimo.

Todos los elevadores están equipados con cinturones de seguridad y bloqueo para una absoluta seguridad cuando está funcionando. Además, si se detecta algún obstáculo por el camino, los sensores de obstrucción incluidos avisarán y detendrán, de forma automática, el mecanismo.

Es recomendable realizar un previo estudio para asegurarnos de que la silla salvaescaleras para para personas con movilidad reducida se puede instalar correctamente en tu escalera, observando tus necesidades y las características del edificio o vivienda. Aunque no existe obligación de revisiones periódicas, recomendamos que nos solicites la realización de inspecciones para que podamos conservar, en perfecto estado, todo el mecanismo del sistema de elevación elegido y garantizar un funcionamiento óptimo.

Legislación y normativa sobre ascensores en la Comunidad

En ocasiones, acceder a la legislación vigente que regula el mantenimiento de ascensores en comunidades y otros ámbitos relativos a la instalación de este tipo de recursos, que hacen más amables nuestros edificios, resulta imposible para algunos propietarios y administradores de fincas profanos en la materia. Si es tu caso, en las próximas líneas vamos a resumir el marco legal que los regula.

De este modo, tanto la instalación de ascensores como la implementación de protocolos de seguridad y mantenimiento, deben cumplir con una estricta normativa, dispuesta para favorecer la seguridad de los usuarios.

Mantenimiento de ascensores e instalación: normativa aplicable

Los ascensores en Madrid alojados o que van alojarse en comunidades de vecinos están sujetos a la misma ley que en el resto de comunidades autónomas, es decir, la Ley de Propiedad Horizontal.

Instalación de un ascensor

Este proceso debe someterse a votación. Al margen de los tipos de ascensores, o ascensor, que se vaya a instalar, los propietarios deben establecer un acuerdo entre ellos. La Ley 8/2013, de 26 de junio, de Rehabilitación, Regeneración y Renovación urbanas (BOE el 27/06/2013) vino a corregir la cita Ley de Propiedad Horizontal, indicando que será necesaria la mayoría de votos para aprobar esta derrama.

Supresión de barreras arquitectónicas: ¿se somete a votación?

La respuesta es sí. Tu comunidad debe someter a votación la instalación de un ascensor en caso de que implique la supresión de barreras arquitectónicas. Eso sí, este proceso es obligatorio, y no requiere de una votación si:

  • El gasto anual ocasionado por la obra no supera un año de mensualidades.
  • Un vecino con discapacidad o mayor de 70 años lo solicita.
  • El solicitante dispone de un local o vivienda donde presta servicios de algún tipo.

¿Quién se hace responsable del mantenimiento?

Todos los propietarios deben hacerse cargo del mantenimiento, de forma proporcional a su cuota de participación. Asimismo, se permite un reajuste de la parte de responsabilidad en función de una decisión unánime de los propietarios.

En todo caso, recordamos la importancia de establecer un contrato con una compañía que se ocupe de atender las reparaciones ocasionadas por el uso continuado del aparato, así como de la sustitución de las piezas que se desgastan más, y cuyo cambio está indicado por el fabricante cada cierto tiempo.

El mantenimiento de ascensores resulta vital para su buen funcionamiento, y al margen de las implicaciones de seguridad, supone una responsabilidad administrativa con la que deben lidiar administradores y presidentes de comunidades de todo nuestro país. No en vano, ajustarse a las diversas normativas no resulta sencillo, pero es indispensable, ya que el marco legal comentado está dispuesto para que la seguridad de todos recaiga sobre la comunidad, que debe delegar la revisión de sus ascensores en una empresa cualificada.

La revalorización de la vivienda con ascensor en Madrid

En muchos edificios donde no existen ascensores, son muchos los propietarios que se preguntan cuánto llega a revalorizarse un hogar con ascensor. En todos los casos, implementar en Madrid un elevador de este tipo requiere de una inversión destacada. Pero, ¿merece la pena? En este artículo se destaca que sí, con motivos como la revalorización de los hogares.

Ascensores en edificios de Madrid: la revalorización de las viviendas

Diferentes estudios con referencia en el Censo de Población y Viviendas del Instituto Nacional de Estadísticas, ofrecen importantes datos como, por ejemplo, que el 22,9 % de los edificios en el país son accesibles. De estos, más del 6 % cuentan con ascensor.

No obstante, pese a estas cifras, se cuentan por miles los edificios que todavía no cuentan con ascensor. El mayor envejecimiento de la población y las nuevas necesidades, además del avance de la tecnología y la economía, hace que se deban implementar nuevas soluciones de movilidad. Por esto, incluso, algunas comunidades autónomas ya han lanzado ayudas para implementar ascensores. Es más, debemos tener en cuenta que la instalación de los mismos hace que el valor del inmueble sea mayor.

¿Ascensores? ¡Sí! La vivienda valdrá más en Madrid

Entre todos los factores que hacen que el hogar se encarezca, como comentamos, está el de la instalación de un elevador. Está demostrado, según los portales oficiales de venta de vivienda, que el edificio que cuenta con un ascensor no solo se alquila o vende con mayor rapidez, sino que el incremento del valor del hogar puede llegar a ser muy notable. No obstante, la ubicación del hogar es un factor a tener en cuenta: dependiendo de dónde esté situada, la revalorización no es posible, puesto que en algunas zonas únicamente predomina la construcción de unifamiliares o adosados, tipología de hogar donde no se necesita.

De todas formas, una vivienda que no cuente con ascensor se encuentra devaluada, mientras que las que sí disponen del mismo hacen que el coste del hogar sea más elevado. Los estudios así lo señalan: los datos revelan que, en la capital española y de media, la revalorización del ascensor roza el 30 %. Si no existe, los precios caen más de un 27 %.

Las zonas de la capital donde más se nota el ‘efecto ascensor’

En zonas como Legazpi y Cuatro Vientos es donde más se devalúan las viviendas que no cuentan con ascensor. Mientras, en Almendrales y San Diego, contar con un ascensor hace que el edificio esté más expuesto al incremento de valor.

La revalorización final optando por la instalación del ascensor

¿Cuánto llega a revalorizarse el hogar? Realmente y tras lo expuesto, la subida de su precio puede llegar con tranquilidad al 30 %. La cifra es elevada, pero se debe tener en cuenta que se ofrece sobre el valor del hogar actual. Si es el propietario el que compró el inmueble con anterioridad a la instalación, el margen de subida o ganancia es más elevado.

Instalar ascensores en la ciudad de Madrid es una buena idea si se desea la revalorización del inmueble. ¡Hasta un 30 %!