Ascensor accesible: Así son los requisitos básicos

Un ascensor accesible es un elemento indispensable en un edificio de varias alturas. Por eso, muchas comunidades de vecinos están optando por la instalación o por la modernización de sus ascensores. Por razones de salud o pensando en personas con movilidad reducida, las normativas que se refieren a estos servicios no paran de actualizarse. Si quieres saber si es necesario hacer más accesible tu ascensor, continúa leyendo.

¿Qué es un ascensor accesible?

La normativa que trata sobre la accesibilidad para personas con movilidad reducida o discapacidad no para de adaptarse. Esto se debe a que la accesibilidad a espacios debe ser permitida para todas las personas, independientemente de sus condiciones físicas. Desde el mes de diciembre de 2017, todos los edificios que no sean de ámbito privado tienen que contar obligatoriamente con accesos adaptados para personas con problemas de movilidad.

Los ascensores accesibles son, básicamente, aquellos que pueden ser utilizados por todos. Para ello, por supuesto, tienen que contar con unas dimensiones adaptadas a sillas de ruedas. Además, el espacio no es el único elemento que se debe tener en cuenta. Debes tener la posibilidad de subir y bajar a diferentes alturas, con la independencia necesaria para poder moverte sin obstáculos ni dificultades.

En este sentido, los ascensores adaptados también tienen que contar con un tipo de puerta que abra y cierre sola, de forma que facilite la entrada y la salida de personas con movilidad reducida. Además, para poder subir y bajar, las indicaciones tienen que estar claras y muy bien descritas. En este sentido, lo básico será dotar a la máquina de unos botones fáciles de usar, que estén al alcance y altura de todas las personas.

¿Cómo se pueden mejorar los accesos con ascensores accesibles?

Obviamente, las normas vigentes solo tratan de sistematizar la facilidad de uso del ascensor en edificios públicos. Además, por supuesto, también integra los espacios de los ámbitos laborales. De esta manera, una persona con movilidad reducida no se ve obligada a tener que dejar de acudir a su puesto de trabajo porque la oficina no dispone de accesos adaptados. Sin embargo, cada vez más personas reclaman accesos adaptados en el ámbito privado y particular.

No sería extraño saber que en tu comunidad de vecinos o en tu entorno más cercano, alguien ha reclamado este tipo de ascensores. La población de edad avanzada ha aumentado en los últimos años y hay muchas personas que están perfectamente bien de condiciones mentales, pero tienen problemas de movilidad. Muchas van incluso a la compra y en casa se manejan bien, pero precisan sillas de ruedas eléctricas  para moverse sin fatigas.

Si conoces casos de personas con movilidad reducida, estarás de acuerdo. Un ascensor accesible es la solución más justa.

La llave ha caído en el hueco del ascensor: ¿qué hago?

Si se te ha caído una llave en el hueco del ascensor, justamente ha ido a parar en ese espacio que hay entre la cabina y la puerta, no te preocupes porque en este artículo te daremos los pasos a seguir para que puedas recuperarla de forma fácil y rápida. Es una cuestión que sucede más veces de las que crees. Las empresas de ascensores estamos acostumbradas a resolverlo con éxito.

¿Cómo recuperar las llaves si se caen por el hueco del ascensor?

Lo primero que tienes que hacer es tranquilizarte y evitar solucionarlo por tus propios medios. En Internet hay muchos artículos hablando de trucos caseros para recuperar objetos perdidos por la rendija del elevador, pero estos no presentan los requisitos adecuados de seguridad. Piensa que podrías arriesgar tu vida, quedarte atrapado o, incluso, estropear el ascensor y que el problema se agravará innecesariamente. A continuación te detallaremos los pasos a seguir para que sepas qué hacer ante la situación incómoda de que se te caigan las llaves por el hueco del elevador:

En primer lugar, deberás buscar la pegatina que hay colocada dentro de la cabina del elevador y localizar el número de teléfono de la empresa que se encarga de hacer el mantenimiento todos los meses. Una vez entres en contacto, solo tendrás que darles los datos de tu domicilio para que un técnico acuda a resolver el problema.

En el caso de que no tengas el teléfono móvil a mano o te hayas quedado, por casualidad, sin batería justo en ese mismo momento, también puedes hablar directamente con algún operador disponible de la empresa a través de la línea telefónica que presenta el propio ascensor. Para ello, tendrás que apretar el botón con el símbolo de una campana o de color amarillo, dependiendo del modelo que sea, y entrarás directamente en comunicación con la empresa encargada.

En algunas ocasiones puede que primero te salte un contestador, pero tan solo tendrás que seguir las instrucciones y mantenerte a la espera para hablar con algún empleado directamente.

¿Este servicio es gratuito?

Normalmente no, por eso como profesionales del sector te recomendamos que si no es de extrema necesidad, te esperes a que el técnico encargado realice el mantenimiento mensual. De esta forma, cuando accedan al foso, podrán aprovechar la visita para recuperar tu llave de forma gratuita.

Si por el contrario, necesitas la llave urgentemente, seguramente te genere un coste porque deberá desplazarse un técnico a tu edificio, única y exclusivamente, para darte un servicio personalizado.

En conclusión, si se te cae la llave en el hueco del ascensor y desciende hasta el foso, nunca soluciones el problema por ti mismo y pide ayuda a la empresa de mantenimiento que es la responsable del manejo del ascensor.

¿Es obligatorio bajar el ascensor a Cota Cero?

Bajar el ascensor a cota cero significa eliminar cualquier escalón o barrera de arquitectura que exista en el edificio hasta llegar al ascensor. Si tu comunidad de vecinos se está haciendo la pregunta de si es o no obligatorio, en este artículo encontrarás todas las respuestas.

¿Cuándo es obligatorio bajar el ascensor a cota cero?

Si en tu edificio no hay acceso directo al ascensor, las personas que vayan en sillas de ruedas, por ejemplo, no tendrán un acceso favorable a su vivienda. Por el contrario, si el elevador está situado a pie de calle, será una garantía para todas las personas que quieran acceder a su vivienda de forma sencilla y rápida.

La ley dictamina, desde el 4 de diciembre de 2017, que es requisito indispensable y obligatorio instalar un ascensor o acondicionarlo, bajándolo a cota cero, cuando existan en el edificio personas con discapacidad o mayores de 70 años. Si en tu caso personal se cumplen estos puntos clave, será necesario que soluciones el problema con carácter urgente.

Cabe destacar que no será necesario un acuerdo previo de la mayoría de propietarios, pues se trata de realizar una mejora para mejorar la calidad de dichas personas. No obstante, si hay otras alternativas como, por ejemplo, la existencia de una rampa, ya no será obligatorio hacer estas modificaciones en el ascensor y, por el contrario, será necesario disponer de la mayoría de votos del resto de propietarios para llevar a cabo las obras de bajada del ascensor.

Otro punto clave que influye en la bajada del ascensor es el coste de las obras. Si el precio total es inferior a doce mensualidades ordinarias de gastos comunes, las obras deberán hacerse de forma obligatoria. En el caso de que tu comunidad supere esa cantidad, los interesados podrán asumir el importe que excede y seguirá siendo obligatorio realizar las obras pertinentes.

¿Quién paga lo gastos que supone la obra para dar acceso libre al ascensor?

Normalmente, si hay mayoría absoluta, todos los vecinos tendréis que pagar vuestra parte de cuota correspondiente, en función de los factores que estén determinados y relacionados con la utilización del ascensor o la parte proporcional a cada altura. La comunidad puede exonerar el pago a cualquier propietario, por ejemplo a los propietarios de bajos y locales.

Las empresas expertas en el sector contamos con los conocimientos necesarios para ofrecerte diferentes alternativas de accesibilidad, como elevadores o salvaescaleras, en los casos que exista conflicto porque los costes sean demasiado altos para la comunidad o porque resulte imposible realizar los cambios técnicamente.

En conclusión, bajar el ascensor a cota cero es obligatorio en algunos casos concretos, por lo que tu caso deberá estudiarse detenidamente, analizando todos los aspectos de tu situación personal.

Instalación de montacargas eléctricos en la Comunidad de Madrid

Los montacargas eléctricos son plataformas elevadoras indispensables en muchas pequeñas y medianas empresas. Resultan especialmente útiles en el campo de la industria, aunque en realidad facilitan el trabajo para todas las áreas de las empresas. Indiscutiblemente necesarios en naves industriales y grandes compañías, facilitan y agilizan las tareas cotidianas, diarias y repetitivas de cualquier sector. ¡Apuesta por sistemas de elevación eléctricos!

¿Por qué utilizar montacargas eléctricos?

Los montacargas que funcionan con electricidad ayudan a que el trabajo sea mucho más dinámico. Por una parte, agilizan los traslados del personal operario. Por otra, permiten reducir el riesgo de accidentes o el peso de carga y la duración de la misma. Solo por estas dos razones, en ciertos sectores laborales un montacargas eléctrico es una pieza fundamental. A pesar de ello, cada vez son más frecuentes en negocios de todo tipo.

Por ejemplo, seguro que has visto algún negocio de varios pisos que necesita subir y bajar material continuamente. Cuando viene un cliente a por su pedido, cuando se solicita una prueba, cuando un producto está en otro piso, para todos estos casos, negocios como estos permiten que sus empleados no tengan que subir y bajar escaleras continuamente. Usan un montacargas adaptado al peso y a los objetos que se necesitan mover en su negocio.

¿Qué otros beneficios tienen los montacargas que funcionan con electricidad?

Además de minimizar el riesgo de accidentes, no fatigar innecesariamente a tu personal y evitar accidentes, hay muchos beneficios generados tras la instalación de montacargas. Entre ellos está la capacidad de mejorar tus tiempos de producción. Esto se debe a que las máquinas que transportan las cargas no tienen apenas accidentes. El riesgo de que un elemento que transporte se rompa o deteriore en el movimiento es muy bajo.

Además, estos ascensores eléctricos para producción industrial o no industrial están pensados para una clara finalidad: ser útiles para carga y descarga. Por eso, podrás escoger diferentes modelos, tipos y tamaños. Una vez lo escojas, estos funcionarán a una velocidad determinada. Este ritmo de trabajo siempre va a ser más eficiente al de la capacidad de trabajo humana, así como más eficaz.

Los montacargas se instalan en paredes y van rectos. Las personas tendrían que dar más vueltas para conseguir que los productos llegasen al mismo lugar. De esta manera, se está ahorrando tiempo de transporte y se asegura que casi la totalidad de lo transportado llegue en perfectas condiciones a su destino, sin riesgos.

Sin lugar a dudas, los montacargas eléctricos son cada vez más demandados en las áreas de trabajo de muchas empresas. Aportan seguridad, velocidad, productividad y eficacia. ¿Qué más le puedes pedir a un ascensor para mercancía, sino que cuide del personal y de la producción?

Sistemas de seguridad para puertas de garaje: Información imprescindible

Existen diferentes sistemas de seguridad para puertas de garaje y cada uno está especialmente indicado para diferentes situaciones. Algunos de ellos dependerán del tipo de puerta que tenga tu aparcamiento, mientras que otros podrán instalarse con independencia del tipo de cerramiento.

Por ejemplo, no es lo mismo un garaje colectivo que uno que dé directamente al interior de tu vivienda. Mientras el colectivo puede protegerse con medidas de vigilancia, lo más probable es que si es personal prefieras sistemas que eviten las intromisiones de los amigos de lo ajeno.

Los sistemas de seguridad para puertas de garaje más populares

A la hora de pensar en sistemas de seguridad para cualquier acceso lo primero que nos viene a la cabeza es la cerradura, ya que se trata del punto más débil. Por eso creemos que es importante que las cerraduras lleven un sistema antibumping. El bumping permite alinear los pernos del bombín mediante una serie de percusiones, de manera que se logra abrir el sistema.

Muchas cerraduras acorazadas cuentan con estos sistemas. Además, la mayoría tienen sistemas que impiden el ganzuado. El ganzuado es otra de las técnicas de ruptura de seguridad más populares. Es más lenta y requiere más pericia que el bumping. Pero conviene contar con sistemas resistentes.

Si el bumping y el ganzuado no funcionan, lo más habitual es que se recurra a la fuerza bruta. Los ladrones suelen golpear la cerradura para inutilizarla o directamente la puerta para abatirla. También pueden hacer palanca para que el cerramiento ceda. Estas técnicas pueden combatirse con el uso de cerraduras multipunto, que distribuyen el impacto y evitan que la puerta claudique. También es útil emplear sistemas de fijación al suelo o a la pared.

La última técnica común para acceder a un local cerrado es el butrón. Consiste en taladrar un agujero en la puerta para entrar a través de él. La mejor forma de evitar un butrón es emplear puertas con materiales de calidad, a poder ser reforzadas con acero templado o zincado.

Sistemas de seguridad tecnológicos que aconsejamos para tu garaje

Aparte de los sistemas mecánicos también tenemos sistemas digitales. Por ejemplo, las cerraduras por bluetooth o radiofrecuencia evitan todos los riesgos de manipulación mecánica del sistema de acceso.

También es útil la instalación de videocámaras o de alarmas con detectores de movimiento o células fotovoltaicas, que detectan las intrusiones y alarman de ellas. Recuerda optar por tecnologías novedosas, porque en caso contrario pueden tener vulnerabilidades que los ladrones sepan explotar.

En definitiva, existen muchos sistemas de seguridad para puertas de garaje, de modo que lo mejor a la hora de optar por uno u otro es que te dejes asesorar por nuestros especialistas. Al conocer todo el catálogo disponible podremos ofrecerte soluciones adaptadas a tus necesidades particulares.

¿Cuándo es obligatorio instalar ascensor?

Si en tu comunidad de vecinos tenéis algunos conflictos porque no os ponéis de acuerdo a la hora de decidir si poner o no ascensor en la finca, es conveniente que sepáis cuándo es obligatorio instalar un ascensor. En este artículo encontrarás todas las respuestas para que se diluyan los líos entre vecinos y tengáis claro lo que marca la ley.

¿Cuándo es obligatorio instalar un ascensor en una comunidad de vecinos?

Desde el 4 de diciembre de 2017 es obligatorio realizar la instalación de un elevador a la hora de construir un edificio de viviendas para proporcionar la accesibilidad, a todos los pisos, de cualquier persona que lo necesite y resida en la finca. El problema viene dado porque hasta hace unos años este aspecto no era así y ha hecho que muchas personas se quejen y tengan verdaderos problemas.

Una buena parte de los edificios de antigua construcción siguen, a día de hoy, sin disponer de un ascensor instalado, lo que provoca verdaderos dilemas en algunas personas a la hora de entrar o salir de sus viviendas.

La ley marca que siempre que una persona con discapacidad o mayor de setenta años resida, trabaje o preste servicios de voluntariado en tu edificio de viviendas, será obligatorio realizar la instalación para garantizar su accesibilidad al inmueble. Además, no será necesario hacer una votación entre vecinos.

También tendréis obligación de instalar el ascensor cuando la mayoría de los propietarios voten a favor de la instalación del ascensor, sobre todo si representan la mayoría de las cuotas de participación.

En el caso de que técnicamente no sea posible realizar la instalación del ascensor porque el hueco no lo permite, las empresas expertas en el sector, como nosotros, estudiaremos las diferentes alternativas posibles para facilitar el acceso de todas las personas a sus viviendas.

Por ejemplo, existen elevadores especiales para personas con sillas de ruedas o salvaescaleras de última generación para prestar la mejor solución ante estos casos y poder darles autonomía de forma segura y precisa.

¿Cuánto tiene que pagar cada vecino por el coste de la instalación?

El coste deberá repartirse dependiendo de la situación. Si habéis tenido consenso entre la mayoría de propietarios, el coste se repartirá en función de la cuota de participación de cada propietario.

Si la petición de colocación del elevador ha sido realizada por un propietario con discapacidad o mayor de 70 años, la ley obliga a que todos los propietarios paguéis el importe siempre que este no supere las doce mensualidades ordinarias de los gastos comunes.

En conclusión, no es necesario entrar en conflictos con tus vecinos y esperamos que con este artículo podáis determinar si es o no obligatorio instalar el ascensor en vuestra comunidad de vecinos.

Ascensor hidráulico: Por qué contar con uno en tu edificio

Elegir un ascensor hidráulico para tu edificio es la mejor opción. Esta maquinaria está expuesta a un gran desgaste, sobre todo si tu comunidad está formada por una gran número de vecinos, por lo que es importante saber elegir el ascensor más adecuado, teniendo en cuenta su funcionamiento, la seguridad y el ahorro energético que ofrece. Te contamos todo lo que debes saber sobre este tipo de ascensores.

¿Qué es un ascensor hidráulico?

Es un elevador cuyo funcionamiento consiste en inyectar aceite a presión a través de un grupo de válvulas, las cuales se encargan de conducir el combustible desde un depósito hasta un pistón. Una central hidráulica se encarga de aumentar o disminuir la presión del pistón, expulsando aceite cuando la cabina asciende y recogiéndola cuando desciende.

Elementos que componen el ascensor

Principalmente, estos siete:

Central hidráulica: está formada por el motor, la bomba y el depósito, en el que se almacena el combustible.

Grupo de válvulas: conjunto de válvulas que se encargan de regular el caudal y controlar la velocidad de ascenso y descenso.

Circuito de conducción: se encarga de transportar el fluido entre el grupo de válvulas con el pistón.

Pistón: cilindro que se encarga del provocar el movimiento ascendente de la cabina.

Fluido: combustible que transmite la energía de la bomba al pistón. Generalmente se usan aceites con elevados puntos de inflamación.

Chasis: estructura que soporta la cabina, deslizándose por las vías.

Cabina: habitáculo en el que se transportan los pasajeros.

Tipos de ascensores hidráulicos

En relación con su funcionamiento, podemos diferenciar entre dos tipos de ascensores hidráulicos:

Tracción directa: en este tipo de ascensores la cabina recorre la misma distancia que el pistón.

Tracción indirecta: los ascensores hidráulicos de tracción indirecta incorporan un sistema de cables con poleas, lo que permite a la cabina realizar el doble del recorrido del pistón.

Ventajas de este tipo de ascensor

Te destacamos estas seis:

– Este tipo de ascensores son ideales para aquellos edificios en los que su instalación no estaba proyectada, ya que pueden alojarse en espacios reducidos. Esto se debe a que no es necesario instalar un cuarto de máquinas sobre el hueco.

– Estos ascensores son más silenciosos que los eléctricos.

– Los hidráulicos son sistemas más seguros que los ascensores convencionales, ya que presentan un doble sistema de seguridad.

– Ofrecen una instalación sencilla, por lo que el coste de la mano de obra suele ser más económico.

– Todos los componentes del ascensor están expuestos a un menor desgaste que los del eléctrico, por lo que requieren menor mantenimiento.

– Son más eficientes energéticamente, ya que solo consume combustible en la subida.

Ahora que sabes en qué consiste un ascensor hidráulico y cuáles son las ventajas de usarlo, no lo dudes más, confía en nosotros para el asesoramiento, la instalación y el mantenimiento de tu ascensor en la Comunidad de Madrid.

¿Qué tipo de montacargas me conviene en mi empresa?

Elegir el montacargas adecuado depende del tipo de empresa en la que estemos. Cada sector tiene unas características y necesidades propias, las cuales hay que tener en cuenta para elegir uno u otro. Sin embargo, nada mejor que conocer qué tipos existen para elegir con un cierto conocimiento de causa.

Los tipos de montacargas

Estos elevadores industriales son indispensables para mover en vertical cargas y mercancías de diversa índole. En función de su tamaño pueden levantar desde un coche hasta un pequeño grupo de palés. Son indispensables en sectores como el logístico, donde hay que mover y levantar una ingente cantidad de mercancías.

A la hora de establecer los tipos de montacargas, lo más común es diferenciarlos por los sistemas de tracción usados. Así, encontrarás dos grupos fundamentales: los hidráulicos y los eléctricos.

Sistema hidráulico: es el más popular en la actualidad, ya que es barato, fácil de montar y de mantener. El método de tracción consiste en el llamado grupo hidráulico, el cual está compuesto de un motor y una bomba hidráulica en la que se inyecta un fluido que hace que los cilindros se accionen. Es ideal para mover cargas a distancias cortas, algo que depende de la capacidad del pistón para estirarse.

Sistema eléctrico: un motor eléctrico es el encargado de accionar la plataforma elevadora. Esta puede estar conectada a raíles verticales o engranajes, elementos indispensables para realizar los movimientos. Son muy versátiles, pero no pueden levantar las mismas cargas que los hidráulicos, aunque logran alcanzar alturas mayores.

¿Cómo elegir entre uno y otro?

A la hora de elegir cuál es el mejor sistema, lo primero que debes hacer es conocer tus necesidades. Por ejemplo, en caso de que tengas que levantar cargas de gran peso a poca altura, un elevador industrial debería ser tu elección. Encajan a la perfección en la fabricación de vehículos o para garantizar el buen almacenaje de las mercancías.

Sin embargo, para alcanzar alturas mayores, no te quedará más remedio que recurrir a uno eléctrico. Un almacén con mucho movimiento o una industria en la que las personas deban moverse con agilidad, recibirán con agrado este tipo de elevadores industriales.

Además, también debes tener en cuenta el presupuesto y las facilidades de mantenimiento, dos apartados que son indispensables para conseguir que la inversión no caiga en saco roto. Un presupuesto ajustado no te dará para comprar el elevador de mayor gama, por lo que tendrás que ajustar al máximo.

En definitiva, elegir el tipo de montacargas ideal para tu empresa es indispensable. Debes tener en cuenta tu presupuesto, las necesidades propias de tu negocio y buscar siempre un especialista confiable. Así, podrás disfrutar de una máquina que soportará largos años de duro trabajo.

Instalación de un ascensor panorámico en la Comunidad de Madrid

Un ascensor panorámico es ideal para disfrutar de las vistas de una ciudad. En este aspecto, contar con uno de estos elevadores en la Comunidad de Madrid es un gran acierto, en especial en la capital. Nada como cuando contemplamos la belleza madrileña en un ascensor seguro y con una instalación a prueba de riesgos.

Apuesta por la calidad

Los ascensores panorámicos destacan por su belleza y las posibilidades que ofrecen. Su instalación no difiere de la del resto de ascensores. Sin embargo, la caja del elevador estará acristalada, allí donde sea necesario, para permitir la vista al exterior. Estos cristales son de alta resistencia para evitar que puedan forzarse. De hecho, las diferentes comunidades autónomas estipulan un grosor mínimo, el cual puede rondar los 3 mm.

Además, a la hora de instalarlo tienes varias opciones. Por un lado, cabe la posibilidad de colocarlo en el interior o el exterior del edificio. En la primera, dispondrás de una gran luminosidad al portal, ya que permite que la luz pase por el hueco del ascensor, y también contribuye al embellecimiento del lugar. En la segunda, la fachada del edificio alberga toda la estructura y desde ella podrías ver los edificios colindantes.

Por otro lado, puedes optar por un tipo de tracción eléctrica, hidráulica o neumática. Cada una de ellas ofrece una serie de ventajas, aunque el último caso es el más recomendable para instalar en una vivienda.

A la hora de llevarla a cabo, hay que tener muy en cuenta las características del edificio. En la mayoría es imposible abrir un hueco para la caja, ya que se comprometería toda la estructura constructiva. Así, lo normal es realizar las obras aprovechado el hueco de las escaleras, un patio interior o la propia fachada, en el caso de que esta lo permita.

Elegir una de ellas dependerá, en buena medida, de las posibilidades que ofrezca el edificio. No obstante, ninguna de las tres es invasiva o afecta a la estructura. Esto se debe a que la caja del ascensor es altamente adaptable, mucho más en el caso de un ascensor panorámico.

Además, dependiendo de las circunstancias, podrías elegir disponer de un cuarto de máquinas o no, ya que no requieren de un potente motor para elevar y descender la caja. Pero no pienses que la seguridad en estos ascensores es menor. Cuentan con todas las medidas estándar para que no llegues a sufrir ningún susto.

En definitiva, un ascensor panorámico es un gran añadido en cualquier edificio, sea uno de viviendas o un hotel. Dispondremos de unas magnificas vistas, embelleceremos tanto la fachada como el interior del edificio y la seguridad estará totalmente garantizada. Además, también ofrecen un toque de estética que no pasa desapercibido.

Puertas de garaje: ¿Es obligatorio realizar inspecciones técnicas periódicas?

El mantenimiento de puertas de garaje te permite extender su vida útil y evitar daños a las personas. Estas puertas deben revisarse cada cierto tiempo por profesionales. No obstante, el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, tras una campaña de inspecciones en 2019, concluyó que el 91 % no habían recibido el mantenimiento necesario. Así, es normal que te preguntes si es obligatorio o no realizar inspecciones periódicas.

Una labor necesaria y de gran utilidad

Este tipo de puertas no son utilizadas con la misma frecuencia que las de entrada a un edificio, pero no por eso deben desatenderse. Los accidentes ocurren, aunque algunos podrían evitarse con una simple inspección técnica. El Ministerio informa de que las puertas, portones y barreras utilizadas por personas y vehículos deben usarse y mantenerse conforme a la norma UNE-EN 12635:2002+A1:2009.

La norma nos habla de que el fabricante de la puerta debe suministrar toda la información para instalarla y poder mantenerla. También establece que ciertos mantenimientos serán realizados por profesionales cualificados, por lo que debes garantizar una inspección técnica de manera periódica para cumplir con esta norma. Además, se realizará de conformidad con el Código Técnico de la Edificación.

Tampoco te exige la norma de suscribir un contrato de mantenimiento con una empresa determinada, así que tienes libertad absoluta para buscar a un buen profesional y que realice las tareas pertinentes. Asimismo, las puertas automáticas tendrán que someterse a una revisión periódica cada cierto número de años. Esta normativa puede variar en cada comunidad.

Por ejemplo, en Asturias el Criterio para la inspección periódica de instalaciones eléctricas de baja tensión comunes de edificios de viviendas de potencia total instalada de 100 kW dice que, las puertas de garaje automáticas, serán revisadas cada cinco años en caso de garajes de más de 25 vehículos.

Así que, pese al escaso cumplimiento de la normativa, tal y como demuestran los datos que ya has visto, es necesario llevar a cabo el mantenimiento de este tipo de puertas. Puedes creer que no va a pasar nada y que ningún vecino resultará herido; también puedes aplicar el mismo razonamiento a un negocio, pero, para evitarte problemas legales y daños a personas, debes realizar una inspección técnica periódica.

Además, estas contarán con un sello de la CE para cumplir la norma UNE-EN 13241-1:2004, aunque solo el 32,5 % revisadas por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo en 2019 lo cumplían.

En definitiva, las puertas de garaje deben someterse a una inspección técnica. No obstante, como has podido ver, la normativa no parece cumplirse, lo cual supone un gran riesgo para los usuarios de estas puertas. Algo que no debemos permitirnos es causar daños por la falta de interés, sobre todo cuando existen profesionales especializados.