Mantenimiento de sistemas de elevación: ¿dónde está la calidad?

El correcto mantenimiento de sistemas de elevación es la clave para que no se produzcan incidencias y la instalación dure a lo largo del tiempo, resultando rentable. Un ascensor, montacargas o salvaescaleras en buenas condiciones es garantía de calidad de vida para los vecinos de una finca o los residentes de un chalet.

¿Cómo debemos abordar este asunto? Muchas empresas tienen contratada una empresa que realiza revisiones periódicas del sistema de elevación. Igualmente, se atienden averías y se llevan a cabo las reparaciones necesarias para el correcto funcionamiento de estos sistemas. Cada cierto tiempo, es imprescindible que superen las Inspecciones Técnicas Obligatorias, sin fallos o incidencias.

Mantenimiento de sistemas de elevación - AMSA Ascensores Madrid, SA

En el sector de la elevación hay muchas empresas capaces de prestar estos servicios. Pero, ¿qué hace competitiva a una empresa mantenedora de ascensores o salvaescaleras?

  • La experiencia: los años de trabajo nos permitirán abordar los distintos problemas con mayor conocimiento y rapidez. Igualmente, las empresas mejor asentadas podrán ofrecer procesos cerrados y procedimientos controlados orientados a la plena satisfacción del cliente.
  • Servicio 24 horas: Las averías se producen de forma impredecible. Pueden darse en horario laboral o en Navidad o Nochevieja… Por eso es fundamental que la empresa en la que confiamos el mantenimiento y reparación de nuestro sistema de elevación disponga de un servicio de rescate las 24 horas, con un tiempo de atención no superior a las 3 horas.
  • Precios competitivos: En el sector de la elevación hay empresas de distintos tamaños y que ofrecen precios muy variados. Tenemos que elegir nuestro proveedor también en función del precio que nos puedan ofrecer, sin pagar más de lo necesario, pero tampoco menos de lo que se pueda.

En el sector de la elevación hay empresas de muchos tipos y tamaños, pero lo que todas deberían garantizar son estas tres premisas. Si estamos buscando contratar o cambiar de proveedor, lo mejor es solicitar un periodo de prueba de unos meses que nos permitan apostar por un servicio de calidad.