Modernización de ascensores: lo que debes saber

Todas las comunidades de vecinos y edificios que utilizan sistemas de elevación antiguos deben plantearse llevar a cabo estas tareas de modernización de ascensores. Por una cuestión de seguridad y comodidad, conviene acometer las reformas que permitan renovar los ascensores más antiguos.

Normalmente, las entidades destinadas a la inspección técnica de los ascensores motivan a los propietarios a llevar a cabo una modernización de los sistemas. Bien sea por exigencias derivadas de las Inspecciones Técnicas Obligatorias –y de la propia regulación– o bien por una cuestión de prevención, los propietarios pueden verse en la situación de tener que reformar un ascensor.

Modernización de ascensores - Ascensores Madrid, SA

Seguridad

Llevando a cabo una reforma parcial o la sustitución de componentes más antiguos podremos alargar la vida útil del aparato. Con la instalación de piezas más modernas, ofreceremos mejores garantías de seguridad a los usuarios. Sistemas como los pesacargas o puertas con detectores electrónicos pueden ayudar a modernizar nuestro aparato, aportando seguridad. Si lo que necesita una renovación es, por ejemplo, el cuadro de mandos o la instalación eléctrica, se podrá aprovechar para instalar microprocesadores programables.

Confort

Otra situación posible es que se busque mayor confort o estética. En tal caso, será conveniente realizar labores de reforma de las cabinas de ascensor. Amsa Ascensores Madrid, SA dispone de una herramienta para visualizar el resultado final de una cabina reformada. 

Eficiencia

También puede ser que una comunidad de vecinos busque un ahorro energético. Para esto, habrá que instalar sistemas que tiendan a utilizar de forma más eficiente la energía. Invirtiendo en este tipo de soluciones, obtendremos importantes ahorros en las facturas eléctricas.

Lo más indicado es dejar que un especialista nos asesore acerca de los trabajos más indicados, así como de los plazos de ejecución y el coste de los mismos. En definitiva, se trata de llevar a cabo las tareas más necesarias, ajustándonos a los planes que tenga cada comunidad de propietarios o vecinos.

Normalmente, este tipo de trabajos se lleva a cabo minimizando las molestias a los vecinos o usuarios de los ascensores.