Los sistemas de seguridad para puertas de garaje

Existen diferentes sistemas de seguridad para puertas de garaje y cada uno está especialmente indicado para diferentes situaciones. Algunos de ellos dependerán del tipo de puerta que tenga tu aparcamiento, mientras que otros podrán instalarse con independencia del tipo de cerramiento.

Por ejemplo, no es lo mismo un garaje colectivo que uno que dé directamente al interior de tu vivienda. Mientras el colectivo puede protegerse con medidas de vigilancia, lo más probable es que si es personal prefieras sistemas que eviten las intromisiones de los amigos de lo ajeno.

Los sistemas de seguridad para puertas de garaje más populares

A la hora de pensar en sistemas de seguridad para cualquier acceso lo primero que nos viene a la cabeza es la cerradura, ya que se trata del punto más débil. Por eso creemos que es importante que las cerraduras lleven un sistema antibumping. El bumping permite alinear los pernos del bombín mediante una serie de percusiones, de manera que se logra abrir el sistema.

Muchas cerraduras acorazadas cuentan con estos sistemas. Además, la mayoría tienen sistemas que impiden el ganzuado. El ganzuado es otra de las técnicas de ruptura de seguridad más populares. Es más lenta y requiere más pericia que el bumping. Pero conviene contar con sistemas resistentes.

Si el bumping y el ganzuado no funcionan, lo más habitual es que se recurra a la fuerza bruta. Los ladrones suelen golpear la cerradura para inutilizarla o directamente la puerta para abatirla. También pueden hacer palanca para que el cerramiento ceda. Estas técnicas pueden combatirse con el uso de cerraduras multipunto, que distribuyen el impacto y evitan que la puerta claudique. También es útil emplear sistemas de fijación al suelo o a la pared.

La última técnica común para acceder a un local cerrado es el butrón. Consiste en taladrar un agujero en la puerta para entrar a través de él. La mejor forma de evitar un butrón es emplear puertas con materiales de calidad, a poder ser reforzadas con acero templado o zincado.

Sistemas de seguridad tecnológicos que aconsejamos para tu garaje

Aparte de los sistemas mecánicos también tenemos sistemas digitales. Por ejemplo, las cerraduras por bluetooth o radiofrecuencia evitan todos los riesgos de manipulación mecánica del sistema de acceso.

También es útil la instalación de videocámaras o de alarmas con detectores de movimiento o células fotovoltaicas, que detectan las intrusiones y alarman de ellas. Recuerda optar por tecnologías novedosas, porque en caso contrario pueden tener vulnerabilidades que los ladrones sepan explotar.

En definitiva, existen muchos sistemas de seguridad para puertas de garaje, de modo que lo mejor a la hora de optar por uno u otro es que te dejes asesorar por nuestros especialistas. Al conocer todo el catálogo disponible podremos ofrecerte soluciones adaptadas a tus necesidades particulares.

Ascensores para coches.

Cuando pensamos en ascensores nos vienen a la cabeza los más comunes, los que se instalan en los edificios para el desplazamiento vertical de personas, pero realmente existen muchos tipos de ascensores según la necesidad a cubrir.

Hoy vamos a hablar de los ascensores montacoches.

¿Para qué sirven?

Como su nombre indica, la principal función de este tipo de ascensor es facilitar el transporte de vehículos a diferentes alturas del edificio.

¿Dónde instalarlos?

Este tipo de sistema es muy práctico en aquellos edificios que no tienen espacio para una rampa de acceso, ya que el montacoches ocupa mucho menos espacio. Realmente es una opción ideal para cualquier tipo de edificio.

También es habitual instalar este tipo de ascensor en concesionarios de coches y en talleres mecánicos para optimizar el espacio disponible de almacenamiento de vehículos y facilitar su movimiento.

¿Hay más de un tipo de ascensor montacoches?

Efectivamente, existen diferentes tipos que permiten realizar cargas pesadas y voluminosas. La elección de un tipo u otro dependerá de la estructura del edificio, la cantidad de pisos a salvar, la actividad de la empresa… Podremos elegir el tipo de ascensor a instalar según las necesidades y el tipo de edificio en el que se vaya a implementar.

En AMSA Ascensores Madrid somos un referente en el sector, contamos una amplia experiencia y podremos asesorarte para instalar el ascensor que mejor se adapte a tus necesidades.

¿Cuales son las averías más comunes en las puertas de los garajes?

El uso inadecuado de las puertas de garaje automáticas, así como un mantenimiento deficiente y el deterioro propio del paso del tiempo son los causantes más frecuentes de las averías de estos sistemas. Aunque los mecanismos de apertura y cierre están cada vez están más perfeccionados y emplean materiales más eficientes, lo que permite reducir al máximo las averías, las puertas de garaje pueden sufrir deterioros y roturas.

El primer paso para prevenir los problemas más frecuentes de las puertas de garaje (atoramientos, atascos, fallos y averías en el motor, etc.) es efectuar un sencillo mantenimiento , que nos evitará problemas mayores y abultadas facturas de reparación.

Puertas automáticas que no abren

Es un error muy típico y está motivado generalmente por dos causas:

  • Un fallo en el mando con el que abrimos la puerta
  • Un error en el dispositivo receptor de la señal

Es fundamental que no se intente forzar la puerta y accionarla de forma manual, pues podría agravar el problema a solventar. Ambos casos deben ser revisados por alguien experto una vez constatado que la batería del mando, si la lleva, está cargada. 

Falta de engrasado

Las deficiencias en el mantenimiento de la puerta automática y un incorrecto engrase de sus mecanismos pueden hacer que las piezas móviles chirríen. Además, si algún engranaje ha sufrido desplazamientos de los lugares donde deben estar colocados, pueden sonar pequeños golpes o traqueteos. En este caso, se trata de una tarea que podemos realizar nosotros mismos con las indicaciones del instalador. La falta de lubricación es uno de los problemas más frecuentes y derivan en la rotura de las pequeñas piezas que conforman la cadena. Llevando a cabo este pequeño trabajo, evitaremos los problemas relacionados.

Cómo actuar en caso de avería

Aunque cada problema exija una actuación diferente, todas pasan por ponerse en contacto con el instalador de nuestra puerta. Si tenemos contratado un servicio de mantenimiento es muy probable que este incluya un servicio de reparaciones 24 horas, dado que las puertas de garaje son un dispositivo de uso diario intensivo y cuya reparación no puede esperar.

Se me ha caido la llave en el hueco del ascensor. ¿Que podemos hacer?

Si se te ha caído una llave en el hueco del ascensor, justamente ha ido a parar en ese espacio que hay entre la cabina y la puerta, es una cuestión que sucede más veces de las que crees. Las empresas de ascensores estamos acostumbradas a resolverlo con éxito.

¿Cómo recuperar las llaves si se caen por el hueco del ascensor?

Lo primero que tienes que hacer es tranquilizarte y evitar solucionarlo por tus propios medios. Evita realizar los  trucos caseros que aparecen en Internet para recuperar objetos perdidos por la rendija del ascensor, pero estos no presentan los requisitos adecuados de seguridad. Piensa que podrías arriesgar tu vida, quedarte atrapado o, incluso, estropear el ascensor y que el problema se agravará innecesariamente. Que si debes hacer:

En primer lugar, deberás buscar la pegatina que hay colocada dentro de la cabina del elevador y localizar el número de teléfono de la empresa que se encarga de hacer el mantenimiento todos los meses. Una vez entres en contacto, solo tendrás que darles los datos de tu domicilio para que un técnico acuda a resolver el problema.

En el caso de que no tengas el teléfono móvil a mano o te hayas quedado, por casualidad, sin batería justo en ese mismo momento, también puedes hablar directamente con algún operador disponible de la empresa a través de la línea telefónica que presenta el propio ascensor. Con tan solo apretar el botón con el símbolo de una campana o de color amarillo, entrarás directamente en comunicación con la empresa encargada.

¿Este servicio es gratuito?

Normalmente no, por eso como profesionales del sector te recomendamos que si no es de extrema necesidad, te esperes a que el técnico encargado realice el mantenimiento mensual. De esta forma, cuando accedan al foso, podrán aprovechar la visita para recuperar tu llave de forma gratuita.

Si por el contrario, necesitas la llave urgentemente, seguramente te genere un coste porque deberá desplazarse un técnico a tu edificio, única y exclusivamente, para darte un servicio personalizado.

En conclusión, si se te cae la llave en el hueco del ascensor y desciende hasta el foso, nunca soluciones el problema por ti mismo y pide ayuda a la empresa de mantenimiento de ascensores que es la responsable del ascensor.

Cómo realizar el mantenimiento de un montacargas

Una vez finalizado el proceso de instalación,es indispensable tener contratado un servicio de mantenimiento de montacargas. Este servicio deberá cubrir pequeñas reparaciones referentes al aspecto o pequeñas averías del montacargas, así como revisiones periódicas que permitan garantizar la seguridad de las mercancías, del edificio y de los usuarios.

Existen dos tipos  principales:

Preventivo

El mantenimiento preventivo es aquel que se realiza regularmente para anticipar posibles errores en un montacargas, así como identificar aquellas piezas que sufren mayor desgaste.

Se inspecciona de manera constante el estado de las piezas internas del montacargas, de tal manera que se pueda identificar y eliminar aquellos problemas menores, permitiendo usar el montacargas al 100% de su capacidad.

El primer mantenimiento preventivo se debe realizar una vez cumplidas las primeras 50 horas de trabajo (en los equipos nuevos). Durante este primer mantenimiento se realiza el cambio de aceite de fábrica por aquel con el cual la máquina empezará a trabajar regularmente.

Correctivo

Este tipo de mantenimiento busca reparar los fallos que presenta el montacargas y que pueden surgir del desgate normal de las piezas, de la ausencia de mantenimientos preventivos o de errores provocados durante las operaciones diarias. Este tipo de mantenimiento no está sujeto a ninguna periodicidad específica.

Su incidencia puede bajar considerablemente siempre y cuando los mantenimientos preventivos se realicen periódicamente según lo establecido por el fabricante de su equipo.

 

Tipos de ascensores para casas unifamiliares

Si vives en una casa unifamiliar y estás revisando ascensores para casas, queremos facilitarte un artículo con información útil para tu búsqueda. En este tipo de viviendas, recomendamos instalar un ascensor de velocidad reducida, ya que te aportará máximas prestaciones y, además, conseguirás un importante ahorro de energía.

Tipos de ascensores para casas unifamiliares

Antiguamente, los ascensores para viviendas unifamiliares estaban limitados a personas con alto poder adquisitivo. Gracias a la tecnología, ha sido posible crear ascensores pensados para este tipo de viviendas y adaptados a un público en general.

Estos elevadores consumen mucho menos que los convencionales y tienen un bajo coste de mantenimiento, así como de número de averías. Gracias a las empresas de mantenimiento de ascensores, dispondrás de un aparato en perfecto estado con una larga vida útil

A día de hoy, existen tres tipos diferentes de ascensores indicados para casas unifamiliares, los cuales difieren dependiendo del tipo de funcionamiento:

1. El ascensor hidráulico es el más convencional y, además, tiene un precio más reducido que los otros. Podrás elegir la opción que mejor te convenga para ubicar el motor y el cuadro de maniobra. Son ideales para espacios pequeños.

2. El ascensor electromecánico puede funcionar a través de pesos y poleas o mediante un sistema sin contrapesar, que hará que puedas aprovechar mejor el espacio de tu vivienda. En este caso, su precio es algo más elevado, pero también lo incluimos en la lista para que estudies la posibilidad de colocarlo en tu casa.

3. El ascensor neumático presenta un diseño innovador y aprovecha muy bien el espacio que tengas disponible. Este tipo es el más caro de los tres facilitados y tiene un consumo energético mayor, pero si quieres un ascensor para colocar en la parte interior de tu vivienda, ya que este no puede instalarse a la intemperie, con este modelo estarás adquiriendo un aparato de última generación. 

Será necesario que valores la idea de colocar un elevador más pequeño o más grande dependiendo de las personas y el uso que le des.Te recomendamos que analices con tranquilidad, y con el asesoramiento de expertos, todas las opciones que se ajusten a tus necesidades personales y a tu presupuesto.

En conclusión, los ascensores para casas unifamiliares, sean del tipo que sean, son la mejor opción para mejorar la movilidad y permitirte ir de una planta a otra de manera fácil y sencilla.

TIPOS DE PUERTAS PARA ASCENSORES Y NORMATIVA 

Tanto si tu comunidad está pensando en instalar un ascensor como si valora la posibilidad de modernizar la instalación actual, es imprescindible considerar todos los elementos que lo conforman, entre ellas, las puertas del ascensor. Dependiendo de características como la ubicación, el accionamiento o el diseño es posible encontrar en el mercado múltiples modelos, cada uno de ellos tiene sus ventajas:

Tipos de puertas de ascensores según la ubicación

Puertas de cabina. Forman parte de la propia cabina. Abren y cierran el espacio por el que accedemos a la cabina y se desplazan con ella.

Puertas exteriores o de rellano. Estas puertas que no viajan con la cabina. Están instaladas en los rellanos .

Tipos de puertas según el sistema de apertura del ascensor

Puertas automáticas. Su accionamiento se produce de forma automática por la acción de un motor eléctrico cuando la cabina llega o sale de la planta:

La gran mayoría son puertas tipo telescópicas, es decir, que se abren y se cierran hacia el centro o uno de los lados. Se dividen en varias hojas que se instalan en los laterales del hueco del ascensor. 

Puertas plegables o tipo bus. Se abren hacia los laterales y se pliegan hacia el interior de la cabina. Son la alternativa a las puertas automáticas telescópicas de cabina cuando no se dispone de suficiente espacio en el hueco, por lo que suelen combinarse con puertas exteriores de tipo manual o semiautomático.

Puertas manuales.El usuario tiene que moverlas tanto para su apertura como para su cierre. Este tipo de puertas de ascensor solo está presente en las instalaciones más antiguas.

Si aparecen problemas en las puertas como mayor lentitud al cerrar, o no hacen el cierre completo es muy importante contactar con una empresa de mantenimiento de ascensores  adecuada.

Como influye el frío en los ascensores

En inviernos con las bajas temperaturas los ascensores se resienten , sobretodo en aquellas partes en las que para su correcto funcionamiento es necesario emplear grasa o aceite. Las bajas temperaturas hacen que el aceite se solidifique, provocando incluso averías en el sistema de freno, poleas… 

En el caso de los ascensores hidráulicos, son los peores parados en esta época del año ya que realizan su movimiento gracias a una central hidráulica, la cual requiere de aceite para impulsar un pistón, este aceite al bajar las temperaturas se vuelve más frío y viscoso, haciendo que el pistón se mueve más lentamente, e incluso al realizar las paradas no se nivela bien

¿Que tipo de avería se puede ocasionar en un ascensor por el frío?

Ruidos o vibraciones

Al no haber lubricante suficiente en las guías puede llegar a secarse y crear fricción entre las piezas en movimiento pudiendo ocasionar algún ruido desde dentro del hueco del ascensor o vibración.

Aumenta la probabilidad de quedarse encerrado 

Debido a la solidificación de los raíles existe una mayor probabilidad de que el sistema de apertura de puertas falle y nos quedemos encerrados en el ascensor.

Las puertas no se cierran correctamente, y al parar en la planta de destino existe un desnivel.

Como hemos comentado con anterioridad, la falta de engrase hace que los ascensores no realicen su recorrido adecuadamente y no nivelen bien.

 

Accesibilidad en el hogar

En ocasiones las personas con movilidad reducida necesitan adaptar sus casas para eliminar las barreras arquitectónicas, favoreciendo así su accesibilidad y mejorando la calidad de vida de las personas con problemas de movilidad.

Las opciones más usadas en casas son las plataformas salvaescaleras y las sillas salvaescaleras.

Este tipo de instalaciones no supone ninguna dificultad a la hora de incorporarlas en el hogar pero siempre hay que tener en cuenta ciertos aspectos antes de realizar la instalación de sillas salva escaleras o plataformas.El más importante es el espacio que tenemos disponible para instalarlo, en muchas ocasiones no se encuentra ningún problema de espacio pero en otras sí que existen ciertos impedimentos para poder incorporarlas en el hogar, por esto un profesional debe evaluar la zona en la que se quiere poner para adaptar la instalación a la necesidades de la vivienda y de la persona.

Tras realizar la instalación hay que tener en cuenta el mantenimiento de la misma, si bien es cierto que las sillas salvaescaleras y las plataformas no existe una normativa vigente que regule el mantenimiento, siempre es recomendable contar con un plan de mantenimiento  en caso de que exista algún fallo.

Si necesitas una empresa especializada en mantenimiento de sillas salvaescaleras y plataformas salvaescaleras no dudes en ponerte en contacto con nosotros te asesoraremos.

Restringir el acceso al ascensor

¿Cuándo se recomienda controlar el acceso al ascensor?

  • En el caso de instalar el ascensor en el exterior de la estructura del edificio, como se puede dar en los patios de luces o en la parte externa de la fachada, es muy importante limitar el acceso ya que es realmente fácil el acceso de  cualquier persona ajena al edificio por ello, contar con un sistema de control se hace especialmente necesario.
  • Cuando hay plantas restringidas a otras personas, garajes, ático… No todas las personas en una comunidad cuentan con una plaza de garaje o con un ático por eso es importante restringir estas zonas a las personas que tengan estas prestaciones, o en edificios de oficinas en los que existen plantas accesibles solo a una parte del personal.
  • Existen ocasiones en las que no hay unanimidad por parte de los vecinos a la hora de instalar el ascensor o  alguno ni siquiera lo paga, en estos casos también se puede restringir su uso a las personas que sí abonan el servicio,

¿Que tipos de control de acceso hay? 

Algunos de los más comúnmente más usados son los siguientes:

Control de acceso con llave convencional

Esta opción más utilizada en las comunidades de vecinos.

En este caso para acceder a una planta restringida tienes una llave, en el ascensor hay una “cerradura”, y para poder parar en esa planta en concreto (normalmente garajes) es necesario acceder con una llave al igual que abrimos la puerta de una casa.

Control con tarjeta

En este caso, el sistema consiste en la lectura de una tarjeta de identificación única para cada usuario, la tarjeta se sitúa sobre los sensores del ascensor y se activan las puertas para poder acceder. Suele instalarse en grandes edificios, oficinas… en este último caso también sirven como herramienta de verificación de la jornada laboral.

Acceso con código

Mediante un pin se lleva a cabo el acceso al ascensor, bien se para entrar al mismo o ya dentro de él para acceder a alguna planta.

2019 © Amsa Ascesores Madrid